Lo principal segundario

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Ministerio de Transporte de Egipto, patrocinó la presentación del Informe de EIR sobre el Puente Terrestre Mundial en árabe

marzo 18, 2016

18 de marzo de 2016 — El Ministerio de Transporte de Egipto patrocinó un evento para presentar la versión en árabe del Informe Especial de EIR The New Silk Road Becomes the World Land-Bridge (La Nueva Ruta de la Seda se vuelve el Puente Terrestre Mundial) este jueves 17 de marzo en la sede del Ministerio en El Cairo. El Dr. Saad El Geyoushi, ministro del Transporte, encabezó personalmente el seminario y presentó a Hussein Askary, como el experto de la EIR para el Sudoeste de Asia y representante del Instituto Schiller.

Tanto en sus palabras introductorias como en sus comentarios sobre la presentación que hizo Askary, el doctor Saad El Geyoushi expresó una conformidad plena con la idea de la Nueva Ruta de la Seda y los planes de su gobierno para integrar las redes de transporte de Egipto a la dinámica de la Nueva Ruta de la Seda. Asimismo, afirmó que el gobierno egipcio tiene el propósito de invertir un billón de libras egipcias ($100,000 millones de dólares) en carreteras y vías férreas, no solo para desarrollar la red de transporte de Egipto, sino para conectar a Egipto con Asia y más importante, conectar con el sur de África.

Una sala repleta albergó a importantes expertos y asesores del ministerio y de otras instituciones, así como también a varios representantes de canales de televisión y periódicos egipcios. Estuvo presente el canal chino internacional CCTV en árabe, quienes grabaron una entrevista con Askary. Otros dos canales de televisión también lo entrevistaron.

En este enlace de la prensa árabe http://www.soutalomma.com/158464, se ve a Askary ve sentado a la izquierda del ministro El Geyoushi.

Para los próximos días, Askary participará en otros seminarios y programas de televisión.

En este enlace puede leer el boletín de prensa sobre la versión en árabe del Informe Especial de EIR, con la introducción de Helga Zepp-LaRouche: https://es.larouchepac.com/es/20160319/eir-anuncia-la-publicacion-de-la-version-en-arabe-del-informe-especial-new-silk-road

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

MATERIAL DE APOYO


EIR anuncia la publicación de la versión en árabe del Informe Especial "The New Silk Road Becomes the World Land-Bridge"

19 de marzo de 2016 — La versión en árabe del Informe Especial de EIR, "The New Silk Road Becomes the World Land-Bridge" está ya a disposición del público. El informe en árabe de 400 páginas cuenta con una ampliación del Capítulo 6, que abarca el Sudoeste de Asia, e incluye el Proyecto Fénix para la Reconstrucción de Siria, elaborado por EIR. Hussein Askary hizo la traducción y Ali Sharaf el diseño y composición. Tiene un prólogo de Helga Zepp-LaRouche, conocida como "la dama de la Nueva Ruta de la Seda", el cual se reproduce enseguida:

Un plan de paz para el Sudoeste de Asia

por Helga Zepp-LaRouche

Washington, D.C., 26 de febrero de 2016

Puede ser una feliz coincidencia o la divina providencia, que salga la traducción al árabe del libro sobre el Puente Terrestre Mundial justo en el momento en que la posibilidad de un cese al fuego en Siria se convierte en una realidad. El acuerdo entre John Kerry, Secretario de Estado de Estados Unidos, y Sergei Lavrov, Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, tiene el potencial de ponerle fin a una guerra que ha durado 5 años y que ha costado cientos de miles de vidas humanas. Pero dada la enorme complejidad de la región, debería ser claro que un simple acuerdo para dejar de pelear, será demasiado frágil como para mantenerse en el tiempo y sobrevivir a nuevas provocaciones provenientes de las mismas fuerzas responsables de esta guerra.

El único modo en que se puede garantizar una paz duradera, consiste en iniciar de inmediato un plan de desarrollo integral para todo el Sudoeste de Asia, con un plan integrado de desarrollo de infraestructura, para no solo reconstruir las ciudades y pueblos destruidos por la guerra, sino que tenga un enfoque mucho más a fondo para llevar a la región, que fue una de las cunas de la civilización humana y en varios momentos de la historia albergó las culturas más avanzadas de su época, a ser de nuevo una de las regiones más avanzadas del mundo. Debe ser el objetivo darle rienda suelta a la creatividad de la gente de la región y elevar su productividad a los niveles de Europa, de Estados unidos, o de China.

Esto es completamente posible, muy especialmente porque la colaboración de Rusia, China e India representa a los poderosos vecinos que, junto con otros países de la región, pueden hacer realidad este acontecimiento. Si se implementan los proyectos de desarrollo propuestos en este informe, comenzando mañana literalmente, de modo que las ganancias de la paz se hagan vivibles para todas las partes en la región, entonces el cese al fuego en Siria y la implementación de lo que se podría llamar el Plan Marshall de la Ruta de la Seda, sin ninguna connotación de guerra fría en absoluto, puede convertirse en un verdadero elemento de cambio real para el mundo entero.

En el momento en que la crisis de refugiados amenaza con convertirse en una crisis humanitaria sin precedentes, que amenaza con hacer estallar la cohesión y posiblemente la existencia misma de la Unión Europea, la única manera de revertir esta situación es con una perspectiva de esperanza para el desarrollo del Sudoeste de Asia y África. En momentos en que el sistema financiero del mundo transatlántico esta por derrumbarse, la perspectiva de desarrollo para reconstruir el Cercano Oriente y el Medio Oriente para que se conviertan en el puente entre Asia, Europa y África, es el único motor de crecimiento que puede impedir que Europa y Estados Unidos se hundan en el caos.

Así que el destino de la humanidad depende de que este programa se haga realidad.