Tácticas de cambio de régimen en Sudáfrica: escándalo para forzar al propio partido gobernante de Zuma a sacarlo de la Presidencia

22 de marzo de 2016

22 de marzo de 2016 — En tanto que el gobierno de Sudáfrica continúa con sus nexos al BRICS y sus planes de desarrollo de la energía nuclear, el imperio británico está lanzando toda la carne al asador para derrocar al Presidente Jacob Zuma, de la misma forma en que lo está haciendo en Brasil.

Anticipándose a la reunión del Comité Ejecutivo Nacional (NEC) del partido gobernante ANC del 18 al 20 de marzo, lanzaron el 8 de marzo el último complot con un informe publicado en el diario Financial Times de la City de Londres, donde señalan que la familia Gupta le había ofrecido la titularidad del Ministerio de Finanzas al viceministro, Mcebisi Jonas, implicando que Zuma le había cedido su poder de nombramiento a estos amigos suyos. La línea en los medios controlados por los británicos es que los Gupta quieren "apoderarse del poder". Así que Zuma se tiene que ir.

Los Gupta, quienes emigraron de India en 1993, trabajan estrechamente con Zuma y evidentemente le han ayudado a construir su maquinaria política dentro del partido ANC. Ellos están a favor de la energía nuclear, pero también velan por los intereses de la familia. En especial desde el 2013 han sido objeto de campañas de difamación en los medios.

Después de los alegatos del Financial Times del 8 de marzo, hubo una pausa prolongada antes de que Jonas se presentara ante los medios el 16 de marzo para decir que todo era cierto. Los Gupta lo negaron, Zuma respondió diciendo que él es el único que toma las decisiones sobre nombramientos en el gabinete. Un dirigente de ANC, el ministro de Desarrollo de Pequeñas Empresas, Lindiwe Zulu, dijo que "ellos pueden ofrecer lo que quieran, ¿qué tiene eso de malo? No está en su poder hacer nombramientos".

Ahora el dirigente de la Asociación de Veteranos Militares (veteranos de la lucha contra del Apartheid), Kebby Maphatsoe, dice que Jonas le dijo unos días antes de presentarse ante los medios de prensa, que la historia del Financial Times no era cierta. Maphatsoe se pregunta, si los Gupta le ofrecieron el puesto, ¿por qué es que Jonas esperó meses antes de informar sobre el asunto? ¿Por qué se presentó ante la prensa en vez de ir antes al ANC?

Hay otros dos tipos que han salido al descubierto haciendo acusaciones similares en contra de los Gupta, ambos con una reputación bastante cuestionable. Uno de ellos, Zola Tsotsi, quien renunció hace un año como presidente de la compañía eléctrica estatal Eskom, le dijo al periódico nacional Mail&Guardian que los Gupta le dijeron que harían que lo despidieran porque no estaba haciendo lo que se le decía, y que fue forzado a renunciar. Tsotsi no es un buen testigo cuando se trata de lo que él ha hecho. En ese entonces, la prensa manejada por los británicos lo acusó de actos dolosos ¡en beneficio propio y de los Gupta!

El ANC y el Partido Comunista de Sudáfrica (PCSA) están ahora profundamente divididos, totalmente perdidos de la lucha verdadera para liberarse del imperio británico. El segundo secretario general del PCSA, Solly Mapaila, ha tomado la decisión sin precedentes y fuera de la disciplina del partido de dar una entrevista a The Citizen donde dice que "el ANC no va a tener otra alternativa más que pedirle a Zuma la renuncia a la Presidencia".

El CEN de ANC empezó su reunión el viernes en la noche, 18 de marzo y continuó hasta el domingo. Aunque los confabuladores que buscaban cambio de régimen no esperan lograr su objetivo, revocarle el mandato a Zuma, están usando esta campaña en su contra para preparar el terreno en ANC para nombrar al sucesor de Zuma.