Putin demuestra que la diplomacia funciona; las relaciones ruso-estadounidenses existen de nuevo

29 de marzo de 2016

29 de marzo de 2016 — Los esfuerzos desesperados del imperio británico para romper todo tipo de relación funcional entre Rusia y Estados Unidos durante los últimos años, tuvo un severo revés a manos del Secretario de Estado, John Kerry, en sus reuniones de la semana pasada en Moscú. Luego ocho horas de reuniones en el transcurso del miércoles 23 y jueves 24 de marzo (cuatro horas entre Kerry y el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia Sergey Lavrov el miércoles 23, y otras cuatro horas el día siguiente entre los dos y el Presidente de Rusia Vladimir Putin) todos los participantes coincidieron en que estas pláticas, que abarcaron toda la gama de asuntos bilaterales y globales, habían sido productivas, avanzaron en la relación y se van a profundizar.

Lavrov anunció en su rueda de prensa conjunta con Kerry al concluir las pláticas, que habían “acordado organizar una revisión periódica de nuestras relaciones, a fin de encontrar soluciones mutuamente aceptables sobre una cantidad de temas. Se necesita un enfoque similar en nuestra cooperación en asuntos internacionales”, agregó, porque “la atmosfera del diálogo ruso-estadounidense tiene una influencia directa en los esfuerzos de la comunidad internacional para resolver muchos asuntos”. Rusia, señaló significativamente, no está aislada.

De manera comedida, Kerry señaló que “todos sabemos que han habido algunas diferencias entre Estados Unidos y Rusia en estos últimos años”, pero agregó que por lo tanto, “son precisamente pláticas como las que hemos tenido hoy las que conducen a un mejor conjunto de resultados. Y ya sea esto inmediato o eventual, este es el camino en que trabajamos para abordar los temas más apremiantes que enfrenta el mundo hoy. Yo creo que Sergey Lavrov y yo compartimos la creencia de que siempre vale la pena el esfuerzo de tratar de ser capaces de hacer avances en los frentes difíciles. Así que en ese espíritu yo espero firmemente continuar nuestro trabajo conjunto en las semanas y meses venideros”.

El hecho de que los tres han llegado a confiar mutuamente en su compromiso a mantener el proceso diplomático, se hizo evidente con las bromas que hicieron, comenzando con Putin, que comentó que cosa traía Kerry consigo en su maletín. “Nos da mucho gusto recibirte siempre, ya que tus visitas se conducen siempre en una atmosfera sumamente metódica y brinda la oportunidad de avanzar en la solución de las cuestiones serias”, dijo Putin luego de saludar a Kerry. Lavrov indicó que esta era la tercera gira de Kerry a Moscú en menos de 10 meses, y que él y Kerry han sostenido 18 reuniones en el último año. Kerry le dijo a la agencia Tass durante su visita que él y Lavrov hablan por teléfono casi semanalmente.

“Estamos trabajando de manera eficaz incluso con diferencias para tratar de encontrar una vía de avance. Yo creo que esto es el interés del pueblo estadounidense y del pueblo ruso; es el interés de la historia y del futuro”, agregó Kerry.

Las diferencias siguen, algunas obviamente muy serias, y en el transcurso de la rueda de prensa se hizo referencia a ellas, por ejemplo, la cuestión de Crimea, del sistema de Defensa Antimisiles Balísticos, el despliegue potencial del sistema de defensa THAAD en Corea, etc. En cuanto a como resolver la cuestión de Siria difiere en términos de cómo se formula el problema y en donde se pone el acento, y mucho más con relación a Ucrania. Pero como lo declararon ambos, la diplomacia ha demostrado su eficacia de manera más considerable en el cese al fuego establecido en Siria un mes antes, y esto sienta las bases para seguir en otras áreas.