Enfrenten la realidad: Es Obama quien nos empuja hacia una guerra nuclear con Rusia

1 de abril de 2016

1 de abril de 2016 — El Presidente Obama le dio la bienvenida a los jefes de Estado que asisten a su Cumbre sobre Seguridad Nuclear, que se inició ayer 31 de marzo en Washington, DC, con un artículo editorial en el diario Washington Post que se publicó el día anterior, el cual, entre otras cosas, hace un llamado para impedir que los terroristas obtengan armas nucleares. Asimismo, se jacta de que al mismo tiempo que mantiene una capacidad de disuasión nuclear eficaz, ha reducido el papel de las armas nucleares en la política de seguridad nacional de Estados Unidos. "También he descartado el desarrollo de nuevas ojivas nucleares y he reducido las contingencias bajo las cuales Estados Unidos utilizaría o amenazaría con utilizar armas nucleares", dice en el artículo. En realidad, todo eso es falso. Aparte de los $350 mil millones de dólares que el gobierno de Obama se propone gastar en la modernización de las armas nucleares, incluso el desarrollo de armas nucleares que tienen mayor utilidad en un sentido militar, Obama ha venido empujando a Estados Unidos cada vez más cerca a una confrontación nuclear con Rusia y con China al mismo tiempo.

Rusia reconoce esta realidad. En su artículo, Obama hace un llamado por seguir con las negociaciones para reducir los arsenales nucleares de Estados Unidos y Rusia. El presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales de la Duma del Estado ruso, Alexei Pushkov, dijo en un tuit, en respuesta al artículo de Obama, que "primero que nada Estados Unidos debería restaurar las relaciones con Rusia destruidas por Obama y luego proponernos pláticas sobre armas nucleares".

Otra respuesta a Obama es que el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, no estará presente en la cumbre. Rusia estará representada en la cumbre por su embajador en Washington, tal y como informó la agencia Tass. El vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, atribuyó la ausencia de Putin en Washington a que el gobierno de Obama no invitó a Rusia en las fases preparatorias de la reunión. "La cuestión de la seguridad nuclear es muy importante; sin embargo, Moscú piensa que el estudio de los temas relacionados con la seguridad nuclear exigen esfuerzos comunes y conjuntos y una consideración mutual de intereses y posiciones en el transcurso del trabajo preliminar", dijo antier Peskov. "Vimos un déficit patente en el estudio preliminar de los temas y tópicos de la cumbre, así que en este caso, no habrá participación del lado ruso".