Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Londres y Obama desesperados: nuevos ejercicios militares en el Pacífico, junto con una desquiciada campaña de difamación contra Putin y Xi

7 de abril de 2016
El USS Boxer en transito hacia el Este durante el ejercicio de la Marina de los E.U, Ssang Yong 2016. Crédito Armada de EU

7 de abril de 2016 — El lunes 4 comenzó un programa de maniobras militares conjuntas que se extenderán por 12 días, entre Estados Unidos y Las Filipinas, llamado “Operation Shoulder-to-Shoulder” (“Operación hombro con hombro”, o Balikatan, unas maniobras que se realizan cada año desde la década de 1980), en la que participan unos 8,000 efectivos de tropa, incluidos también australianos, y que este año están organizados como una operación de provocación contra China. El operativo incluye contingencias para hacer incursiones en el Mar del Sur de China. El día anterior, buques de la armada japonesa, dos buques y un submarino, atracaron en la Bahía de Súbic, en la isla de Luzón, Filipinas, que fue por mucho tiempo base naval de la Armada de EU, y que recientemente Filipinas se la volvió a otorgar como base naval. Este es el primer puerto como ese en el que atraca un submarino japonés en 15 años. Por primera vez también, el secretario de Defensa de EU vendrá en persona a revisar los ejercicios Balikatan. Ash Carter llegará la próxima semana. Más al norte, siguen las maniobras militares conjuntas de EU y Corea del Sur que se extenderán hasta fines de este mes.

El peligro de este despliegue de fuerzas es evidente, pero la desesperación del eje Londres y la Casa Blanca es bastante obvia además en la nueva ronda de la desquiciada campaña de difamación contra los Presidentes Vladimir Putin de Rusia y Xi Jinping de china, a raíz de los mentados “documentos de Panamá”, un basura de datos artificiosos del 2015 sacados del bufete de abogados panameño Mossack Fonseca, especializado en esconder fondos en los paraísos extraterritoriales para evadir al fisco. Durante el fin de semana pasado se publicaron más “resultados” de los supuestos estudios que realizó el Consorcio Internacional de Periodistas Investigadores (ICIJ, por sus siglas en inglés) de esta información que consiguieron “anónimamente”; la ICIJ es una agrupación de inteligencia financiada por Soros que navega con la bandera del periodismo de ataque. Estos “nuevos hallazgos” sostienen que “círculos”, “amigos”, “colegas” de Putin y de Xi, son ricos bajo sospecha. Con esto se trata de darle a Putin y Xi una imagen de enemigo. Esta semana, la revista británica Economist tiene en la tapa un artículo titulado “Cuidado con el culto a Xi”.

En los 11 millones de papeles de Panamá no se menciona para nada a Putin, pero el giro difamatorio que se le da se muestra en el encabezado que le dio el diario británico Guardian, “Revelado: la pista extraterritorial de $2 mil millones que conduce a Vladimir Putin”. El mismo lunes en la noche, la televisora del Estado británico BBC transmitió un programa titulado “Se exponen los paraísos fiscales de los ricos y poderosos”, todo basado en los mismos papeles, en el cual también se difama a Putin mediante indirectas y sugerencias calumniosas.

Pero eso no queda ahí. Se han programado dos cumbres “contra la corrupción” para la primavera, en connivencia entre la Casa Blanca y el gobierno del Reino Unido. En mayo, David Cameron será el anfitrión de la mentada Cumbre Anticorrupción de Londres 2016. La próxima semana, el 13 de abril, habrá en Washington, D.C., un “adelanto” de la Cumbre de Londres, en el Centro Wilson, con la participación del Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido y nada menos que del Consejo de Seguridad Nacional de Obama (no está anunciado si la Agencia de Seguridad Nacional supervisará las grabaciones).

Pero si damos un paso atrás, podemos ver claramente la verdadera perspectiva: un intento por mantener al sistema moribundo de Wall Street y la City de Londres, junto con las provocaciones de guerra que lo acompañan. Esto se vio con claridad también en el primer día en que se puso en marcha el nuevo acuerdo entre la Unión Europea y Turquía para ejecutar el canje de seres humanos para sacar a los refugiados de Grecia y llevarlos a Turquía, y luego traer de nuevo a otros desde Turquía hacia la Unión Europea. Para la noche del lunes 4 llegaron las primeras 500 personas a Turquía desde Grecia, temerosos de lo que les pueda suceder en Turquía.

Para la persona “pragmática” promedio, todos estos son asuntos independientes que no tienen nada que ver uno con otro: la cuestión migratoria, la cuestión de China y Rusia, la cuestión de la corrupción, y así por el estilo. Pero para los seres humanos, es decir, pensantes, el cuadro grande es muy claro. El sistema financiero transatlántico está muerto, y mejor es romper con eso. Sacando a Obama del cargo, la humanidad tiene un futuro. Como lo planteó Lyndon LaRouche en la discusión semanal con el Comité Político de LaRouchePAC, “salven a la gente del culto al pragmatismo”.