China advierte que las mentiras e ignorancia de la geopolítica de Occidente sobre Rusia se extienden a China

12 de abril de 2016

11 de abril de 2016 — En un editorial titulado “Rusia desairada por los círculos exclusivos de Occidente”, el periódico oficial del Partido Comunista de China Global Times comenta que la desinformación de Occidente sobre el Presidente Putin y Rusia está dirigida a condicionar a la población hacia un “cambio de régimen”. Señalan que “además de ser descrito por occidente como un ‘dictador’, ahora también dicen que Putin es el verdadero propietario de fortunas ilegales en paraísos fiscales, de las que se están haciendo cargo sus amigos. En Rusia, Putin goza de una aprobación del 80%. Pero en los medios de información occidentales, él es tan ‘malvado’ como el ex líder de Libia Muammar Gadafi o el líder de Iraq, Saddam Hussein”.

Agregan lo obvio: “La Unión Soviética se colapsó hace mucho tiempo. Rusia introdujo de occidente un sistema electoral. Pero la reputación de Rusia sigue siendo mala en Occidente. Pareciera que se transfirió todo el odio que existía contra la Unión Soviética a Rusia”.

“¿Por qué?”, se preguntan. “Básicamente se debe a que Rusia es aún una gran potencia. Su territorio se extiende de Europa a Asia. Es heredera del poder nuclear de la Unión Soviética y aún puede producir una destrucción mutuamente asegurada con Estados Unidos. El poder militar de Rusia pone nervioso a Occidente... Desde los tiempos de Pedro el Grande, Rusia ha soñado con integrarse a Occidente. Pero han sufrido numerosos reveses... Rusia es una lección dolorosa de una gran potencia que trató de seguir a Occidente, solo para despertarse después sin nada. Ciertamente los países grandes enfrentan una competencia geopolítica. Y Estados Unidos espontáneamente va a tratar de debilitar a los contendientes. China se ha convertido en la segunda economía más grande en el mundo por su tamaño. No podemos esperar que el camino por delante sea más suave. Por el contrario, es probable que el país se convierta en el foco de las reacciones exclusivas de la potencia occidental”.