Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

¿Dónde está el Partido Demócrata de FDR?

14 de abril de 2016
Franklin Roosevelt en su transmisión radial semanal al pueblo de Estados Unidos.

13 de abril de 2016 — Estado Unidos enfrenta ahora mismo la crisis más grave de su existencia. La tasa de mortalidad está en aumento, con cifras récord de muertes causadas por sobredosis de heroína, alcoholismo, y suicidios. El mercado de valores está en ascenso, apuntalado por varios billones de dólares en rescates financieros, los cuales además están haciendo que suban los precios de todo lo que se necesita para subsistir, desde la vivienda hasta las medicinas, y hasta las colegiaturas. Y para contribuir a la desesperación y al aislamiento de la población, el Presidente de Estados Unidos, y los medios de comunicación controlados por Wall Street, han declarado que esto es una "recuperación económica", mientras que los oportunistas estafadores, conocidos como "candidatos presidenciales" se arrodillan en deferencia por la gran "recuperación de Obama".

Esto se asemeja de modo inquietante a la situación que enfrentó Franklin Delano Roosevelt (FDR) cuando asumió la Presidencia en Marzo de 1933, en medio de la Gran Depresión. El fascismo empezaba a envolver Europa, pero en ese momento los estadounidenses se opusieron al fascismo y respaldaron a FDR. Después de la muerte de FDR, la FBI de J. Edgar Hoover desató una terrorífica cacería de brujas en contra de todo aquel que había colaborado con FDR, y después atacó tanto al Presidente Kennedy como a Martin Luther King, Jr, quienes fueron asesinados. Hoy, después de 15 años de Bush y de Obama, en la secuela de los ataques del 11 de septiembre de 2001, el fascista es el gobierno de Estados Unidos, y el pueblo estadounidense se ha convertido en los legendarios "buenos alemanes" acomodándose a una dictadura del FBI y de Wall Street.

Miren al mundo hoy. Las dos naciones que más están contribuyendo al futuro de la humanidad son Rusia y China. China ha sacado a más de 600 millones de personas de la pobreza en las dos últimas generaciones, y durante la Presidencia de Xi Jinping, China está llegando a las naciones de África y Sudamérica para desarrollar corredores de transporte y de energía, que elevarán el nivel de vida de miles de millones de personas. Asimismo, China está liderando al mundo en los descubrimientos científicos, con los planes para alunizar en el lado oculto de la Luna en el 2018.

El Presidente Vladimir Putin, mientras que toma medidas para mejorar dramáticamente las condiciones de vida del pueblo ruso, de manera brillante ha evitado que estalle una guerra termonuclear, a pesar de las intensas provocaciones de parte de Obama y de sus aliados de la OTAN. En septiembre del año pasado Putin anunció su intención de formar una verdadera "coalición en contra del EIIS", la cual ha logrado liberar con éxito las ciudades sirias más importantes de manos del régimen de terror y ha asegurado un cese al fuego que ha logrado crear, junto con las iniciativas económicas tomadas por Rusia y China, el potencial para que esa región se convierta en un corredor de desarrollo económico y de prosperidad.

¿Acaso el Presidente Barack Obama ha acogido los logros de estas dos grandes potencias? No. Al contrario, él está desarrollando nuevas bombas nucleares "miniatura" de alta precisión para utilizarlas en contra de ellos en una "guerra nuclear limitada". ¿Se ha unido el Presidente Obama al Presidente Putin en la pelea para acabar con el EIS? No. Mientras que Rusia estaba llevaba a cabo cientos de incursiones exitosas en contra de blancos del terrorismo en Siria, Obama enviaba en barco 3000 toneladas de armas para los imposibles de encontrar "rebeldes sirios moderados", es decir, Al-Qaeda. ¿Dio a conocer el Presidente Obama las 28 páginas secretas de la Investigación Conjunta del Congreso sobre el 11 de septiembre, que aborda el financiamiento y el apoyo logístico dado a los terroristas, en su mayoría saudíes, que asesinaron a miles de estadounidenses en el 2011? No. No lo ha hecho. Y tus selectos candidatos presidenciales demócratas Hillary Clinton y Bernie Sanders no han roto con él en ninguna de estas políticas. Ni tampoco los candidatos republicanos.

Quizás es por eso que a ti y a tus amigos les resultan tan deprimente esta elección. Tenemos un presidente que, como un moderno Nerón, mata arbitrariamente miles de personas con drones en el extranjero, amenaza con una guerra nuclear con Rusia y China, mientras que lleva a millones de estadounidenses a sus muertes prematuras en Estados Unidos, y ningún candidato, ya sea republicano o demócrata, ha tenido las agallas para decir la verdad sobre esto, y pedir su salida inmediata del cargo. Estás deprimido porque hasta ahora, tu, votante estadounidense, has decidido vender tu alma y el futuro de tus hijos y darte por vencido. Ya es hora de que enfrentes la verdad: Obama tiene que ser destituido bajo la 25ava Enmienda, y el partido de Franklin Roosevelt y de John Kennedy tiene que dar un paso al frente para hacerlo. Recuerda lo que decía Franklin Roosevelt en su primer discurso de toma de posesión: "Déjenme afirmar mi creencia firme de que lo único que tenemos que temer es al miedo mismo". No seas cobarde: ¡Obama tiene que ser botado ya!

Luego de la inmediata remoción de Obama, Lyndon LaRouche ha planteado la necesidad de actuar como lo hizo FDR en sus primeros 100 días. Se tiene que eliminar a Wall Street con la ley Glass-Steagall, y reasignar los rascacielos vacíos para desarrollar un sistema de atención médica y hospitales de última generación, escuelas de enseñanza e instalaciones de investigación científica.

Se debe establecer un sistema de crédito hamiltoniano para acceder a un Nuevo Trato de desarrollo en Estados Unidos: una red nacional de ferrocarriles de alta velocidad, proyectos urgentemente necesarios de agua y energía, mejorar todo el transporte, realizar la conexión a través del Estrecho de Bering, revivir a la NASA y la misión científica para el futuro de nuestra nación, e invertir en las fronteras de la ciencia que tienen mayor potencial para transformar drásticamente la economía y los nivele de vida, tal como la energía de fusión nuclear.

El Presidente interino se debe reunir con los Presidentes Xi y Putin para establecer una cooperación urgente en asuntos de seguridad, tales como el narcotráfico y el terrorismo, así como la importante colaboración científica en la exploración espacial y la investigación de fusión. Estados Unidos tiene que abandonar sus planes para rodear a Rusia ya China con armas nucleares, y en vez de ello unirse con entusiasmo a la iniciativa de Una Franja Una Ruta, del Presidente Xi.

Estas medidas crearán el potencial para que millones de estadounidenses se vuelvan a emplear de manera productiva, para dar marcha atrás a la tendencia suicida de la última década. Este es el programa de un Partido Demócrata de Franklin Roosevelt.