Rusia continúa su respuesta asimétrica a la campaña bélica de Obama: prueba el misil Iskander

19 de abril de 2016

19 de abril de 2016 — Tanto Rusia como China siguen dejando en claro que no se van a quedar cruzados de brazos ante las provocaciones bélicas de la OTAN y Obama, que representan una amenaza estratégica, y que por el contrario van a responder de manera asimétrica si no dejan de amenazarlos. En el transcurso de la semana pasada, además de la intercepción altamente visible del USS Donald Cook y un avión espía estadounidense en la región del Báltico, Rusia también lanzó el 15 de abril un misil de prueba táctico Iskander, con capacidades nucleares.

Según Tass, el lanzamiento del Iskander se hizo desde el campo de práctica Kapustin Yar dentro de Rusia, voló una trayectoria balística de 40-50 kilómetros de altura y destruyó el objetivo a una distancia de 200 kilómetros. Según una declaración de prensa del Distrito Central Militar, "el misil, que incorpora una tecnología de firmas digitales reducida, no fue detectado en los medios de guerra electrónicos de un enemigo simulado, y destruyó con éxito el objetivo". En otras palabras, Rusia está inventando sistemas para neutralizar el sistema antibalístico provocador de Obama; incluyendo el sistema Aegis basado en el mar usado por el USS Donald Cook, como han advertido repetidamente que lo harían.