La ola de incumplimientos corporativos se concentra en la región transatlántica

22 de abril de 2016

21 de abril de 2016 — Informes de la agencia calificadora S&P Ratings Services que se publicaron el 19 de abril, dejan en claro que la gran ola de incumplimientos corporativos en sus pagos de deuda no es global; se concentra enormemente en Estados Unidos y en Europa, y se relaciona a la falta de inversión en capital fijo, a la falta de crecimiento y en particular al crecimiento nulo de la productividad en toda la zona transatlántica.

La cantidad de deuda corporativa en incumplimiento ha llegado a los $50 mil millones de dólares, y el total más alto que ha habido este siglo fue de $60 mil millones en abril de 2009, a raíz de la crisis financiera del 2008; esa suma podría quedar superada para fines de abril de este año. La cantidad de empresas que han caído en incumplimiento de sus deudas también ha llegado a los niveles de profanidad de la crisis financiera del 2008-2009.

El diario USA Today informó el 18 de abril, en base al informe de S&P, que hay 46 empresas con niveles importantes de deuda que han caído en incumplimiento este año, de las cuales 37 estaban en Estados Unidos, y casi todas las demás en Europa. Cinco de ellas cayeron en incumplimiento durante la semana que terminó el 17 de abril, "como la compañía química con sede en New Jersey, Vertellus Specialties, y la productora de mineral de hierro con sede en Ohio, Cliffs Natural", así como la importante petrolera Energy XXI.

Hay un número importante de compañías que han caído en incumplimiento debido a que ellas mismas incurrieron en actividades de "ingeniería financiera", tal como endeudarse para comprar sus propias acciones para inflar la burbuja en la bolsa de valores. Y el número de empresas a las que S&P les ha reducido su calificación va en 61 en lo que va del año y fácilmente este año será el que registre el mayor número en lo que va del siglo.

Asimismo, los informes sobre los inicios de construcción de vivienda como los permisos para iniciar la construcción en Estados Unidos, cayó drásticamente en marzo entre 8% y 9%, lo cual es un indicio de que llegó a su fin el aumento reciente en los meses anteriores en el empleo de la construcción, únicos empleos productivos que han crecido en más de un año.