Funcionario espacial de China confirma los planes para un alunizaje tripulado

2 de may de 2016

2 de mayo de 2016 — Aunque desde hace ya tiempo que los científicos chinos han estado cabildeando para llevar a cabo una misión tripulada a la Luna, finalmente se produjo el anunció oficial de un plan de este tipo por un alto funcionario espacial en las celebraciones del Día Nacional del Espacio, el 24 de abril. El teniente general Zhang Yulin comentó durante la conferencia conmemorativa del primer Día del Espacio de China que China planea llevar astronautas a la Luna en el 2036. Zhang es el subcomandante del Programa Espacial Tripulado de China, que subió sus comentarios en su portal electrónico el 28 de abril. Es también subdirector del Departamento de Desarrollo de Equipo de la Comisión Militar Central.

China tiene que "elevar sus capacidades y emplear los siguientes 15 a 20 años para llevar a cabo sus objetivos de exploración lunar tripulada" dijo Zhang, "y dar pasos en firme para que la población china realice avances innovadores en la utilización del espacio". También destacó que el proyecto, de manera más general, serviría de apoyo para el desarrollo científico y tecnológico del país. Los comentarios de Zhang se produjeron después de los comentarios del Presidente Xi Jinping en el Día del Espacio de que el "sueño de China" está vinculado al "sueño espacial" de China.

Pang Zhihao, de la Academia China de Tecnología Espacial, describió los desafíos del programa espacial de China para llevar a cabo este alunizaje. Primero, se tiene que diseñar, desarrollar, adecuar para transporte humano y probar un vehículo de lanzamiento de carga pesada del tipo del cohete Saturn V Moon. "Para enviar a nuestros astronautas a la Luna, vamos a necesitar un cohete poderoso capaz de transportar una carga de por lo menos 100 toneladas métricas hasta la órbita baja de la Tierra", explicó. "Esa es la razón de por qué nuestros científicos han empezado a desarrollar la Long March 9". Este nuevo vehículo está diseñado para tener una capacidad de carga de 130 toneladas métricas y va a estar listo para volar para el 2030. Se va a tener que desarrollar una nueva cápsula para la tripulación, más grande y mejor capacitada que la nave Shenzhou que orbita la tierra. Ya están en proceso de creación los nuevos trajes espaciales, apropiados para caminar en la Luna, y también se requieren técnicas para descender en la superficie lunar, alunizar suavemente y la capacidad de poder despegar desde la superficie lunar y poder encontrarse y acoplarse con otro orbitador para el viaje de regreso a casa.

Los proyectos ya en marcha de China están sentando las bases para las misiones lunares tripuladas, subrayaron los funcionarios. Las misiones de encuentro y acoplamiento en la órbita terrestre con las cápsulas Shenzhou han puesto los cimientos para los encuentros en la órbita lunar más apremiantes que se necesitan para las misiones tripuladas. La misión Chang'e-5 del próximo año, para retornar a la Tierra muestras lunares, va a mostrar la alta velocidad de retorno a la Tierra que va a necesitar la misión lunar tripulada. De igual manera, el alunizaje del Chang'e-3 y su compañero el robot Yutu en la luna, fue una buena práctica sobre las técnicas de aterrizaje extraterrestres.

En los siguientes 15 a 20 años, dijo Zhang, se van a desarrollar todas estas capacidades.