El gobernador de Puerto Rico anuncia: los seres humanos están primero que el pago de la deuda

3 de may de 2016

3 de mayo de 2016 — En un discurso que transmitió por televisión nacional el 1ro de mayo, el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, anunció que el Banco de Desarrollo del Gobierno (GDB por siglas en inglés) no iba a pagar $370 millones de los $422 millones de pago de la deuda que se vencían el 1 de mayo.

"La decisión de no pagar ha sido una decisión muy difícil y la cual francamente hubiese preferido no tomar, pero los que tomaron y gastaron esos préstamos, no dejaron fuente de repago", denunció el gobernador. Y en ausencia de alguna solución por parte de Washington y el continuo sufrimiento de la población portorriqueña, "yo tuve que elegir, y elegí" dijo.

El gobierno de la isla con dificultades puede financiar los servicios públicos fundamentales, como educación, salud, policía y bomberos. Cuando la elección se redujo a proporcionar estos servicios que se necesitan tan desesperadamente o pagar la deuda, la elección fue clara, explicó Garcia: "Ustedes" el pueblo de Puerto Rico, "son y continuarán siendo mi prioridad".

García subrayó que él había sido muy claro en junio pasado cuando anunció públicamente que Puerto Rico no podía pagar su deuda. Todo lo que pedimos es una herramienta legal, una reestructuración, con lo cual hacerle frente a esta crisis, agregó. "Necesitamos que la Cámara de Representantes actúe. Necesitamos que (el presidente de la Cámara de Representantes) Paul Ryan cumpla con su palabra. Ya no podemos esperar más. Necesitamos una reestructuración ya".

"Sabemos que los enemigos de Puerto Rico son poderosos" afirmó García Padilla, y que con sus brutales ataques racistas, han convencido a "miembros del Congreso de que lo que Puerto Rico necesita es un castigo colectivo. Algunos de los llamados fondos buitres y sus cabilderos quieren negarle acceso a Puerto Rico a las herramientas legales" que necesita. "Este es un acto de codicia pura". En cuanto a la junta de control propuesta, advirtió, si se requiere alguna forma de supervisión federal que le ayude a Puerto Rico a equilibrar su presupuesto o mejorar su disciplina fiscal, está bien. Pero, agrega, "nos oponemos firmemente" a tener funcionarios federales tomando las decisiones financieras o a que tengan el derecho de "pasar por encima de nuestras leyes a su antojo sin tener que rendirle cuentas" al pueblo de Puerto Rico.

"Estamos comprometidos con los principios de la democracia de la libertad y justicia para todos" concluyó García, pero "si el Congreso actúa de manera diferente, eso reinstituiría un poder colonialista sobre Puerto Rico". Y esto, advirtió, "abriría la caja de Pandora con consecuencias muy peligrosas". Se tiene que respetar Puerto Rico y sus instituciones.

García Padilla también recordó que durante décadas, los portorriqueños han prestado servicio en las fuerzas armadas de Estados Unidos, "han derramado su sangre" por Estados Unidos. "Es hora de que Estados Unidos demuestren que ese derramamiento de sangre no ha sido en vano".