El Patriarca Kiril de Rusia elogió la cooperación en la Estación Espacial por ser "importante para todos en la Tierra"

5 de may de 2016

5 de mayo de 2016 – El Patriarca Kiril de Moscú y de toda Rusia, habló el 1 de mayo con la tripulación que está actualmente en la Estación Espacial Internacional, felicitando a los cosmonautas Yuri Malenchenko, Alexey Ovshinin, y Oleg Skripochka en la Pascua ortodoxa.

"Para mí, tener una conversación con los cosmonautas es siempre un acontecimiento alegre e inspirador", dijo Kiril. "Dos veces al año tengo esa posibilidad, gracias a los medios técnicos, de verlos en su atmósfera de trabajo". El Patriarca señaló que el trabajo que ellos realizan es "de suma importancia para todos en la Tierra".

El Patriarca subrayó la trascendencia de la cooperación en el espacio, y dijo que "es muy importante que hoy gente de diversas nacionalidades están trabajando hombro a hombro en la estación internacional. Estas personas representan países que no siempre tienen un diálogo eficiente en la Tierra". Ellos son un ejemplo para quienes estamos en la Tierra, afirmó.

"Y están cooperando porque tienen una meta en común y peligros en común que tienen que enfrentar juntos, tienes que superarlos para continuar el trabajo", afirmó. "Y creo que en la Tierra, hoy los países se enfrentan a muchos peligros, y deberíamos mantenernos unidos para hacer del mundo un mejor lugar. Tenemos confianza en que el ejemplo que dan los cosmonautas es un ejemplo importante para los países y las naciones".

En Rusia, los líderes religiosos siempre han jugado un papel muy visible en las misiones espaciales, bendiciendo a cada una de las tripulaciones antes del despegue, y la semana pasada, bendijeron al primer cohete que fue lanzado desde Vostochny, el nuevo cosmódromo. En el caso de Estados Unidos, cuando hubo objeciones porque la tripulación del Apolo 8 leyó del Génesis mientras volaban alrededor de la Luna en la víspera de Navidad, y cuando hubo objeciones porque el hombre estaba "invadiendo el firmamento de Dios" con los viajes espaciales, el Papa Pablo VI intervino para decir que Dios convoca a la humanidad para que explore toda su creación; que "tener dominio sobre la Tierra" no limita al hombre a la Tierra. El Papa vio en vivo por televisión el alunizaje del Apolo 11, y recibió a la tripulación en el Vaticano tres meses después de su misión.