Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Rusia y China reaccionan a la crisis de guerra llamada Obama

5 de may de 2016
Lanzamiento de prueba de parte del sistema de defensa antimisiles de Estados Unidos, basado en tierra. [flickr/mdabmds]

4 de mayo de 2016 — China y Rusia hicieron público ayer que llevan a cabo ejercicios militares conjuntos de defensa antimisiles, como respuesta directa a los sistemas antimisiles ABM que el gobierno de Obama está desplegando alrededor de sus fronteras. Esta es una acción totalmente fuera de lo ordinario. No es más que la señal más notable que las potencias euroasiáticas están tomando medidas estratégicas en contra de las amenazas de guerra militar y económica en escalada dirigidas en su contra por parte del gobierno de Obama bajo control británico.

Estamos en la antesala de una guerra mundial. La amenaza la constituyen los dos "pivotes" simultáneos de Obama para rodear y confrontar militarmente tanto a Rusia como a China, mientras que al mismo tiempo exige a los aliados de Estados Unidos que se unan en una guerra comercial para inutilizar a China económicamente.

Este arrogante presidente guerrerista piensa que le puede dar órdenes a China en público sobre sus relaciones económicas, aplastar la economía rusa con sanciones, empujar a las naciones a formar alianzas regionales para ejecutar acciones militares para confrontar a las potencias euroasiáticas.

Todo esto mientras que las economías de China e India crecen a un siete por ciento anual, y las de Estados Unidos y Europa a cero.

Las potencias financieras en quiebra con centro en la City de Londres y Wall Street están saqueando y consumiendo sus propias economías, y utilizan a Obama como su herramienta para desplegar las fuerzas armadas y el poderío termonuclear de Estados Unidos contra un nuevo paradigma económico.

La reacción de las potencias euroasiáticas a la amenaza de guerra mundial que representa Obama, es primordialmente económica, llevando a cabo un nuevo paradigma de desarrollo global y de infraestructura productiva, cooperación científica y exploración espacial.

La reacción en Europa en contra del arma comercial contra China, muestra que está haciendo amenazas en contra de este nuevo paradigma, amenazas que no puede cumplir de hecho.

Pero su intención, al rodear y provocar a Rusia y a China hasta el extremo de una guerra total, seguirá en pie hasta que los estadounidenses lo saquen del cargo mediante un juicio político o por la renuncia.

Los motivos están a la vista. Después de todo, Obama es cómplice después del hecho, por su encubrimiento a los servicios de inteligencia británicos y saudíes, en el asesinato de 3000 personas el 11-S, y por el lanzamiento de un sinfín de guerras desde entonces.

Lo que se necesita ahora es actuar. Luego, el nuevo paradigma está abierto para revivir a la economía de Estados Unidos también.

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

MATERIAL DE APOYO


Política de EU en Siria: Entrevista con el senador del estado de Virginia, Richard Black, sobre su reciente visita a Líbano y a Siria

9 de mayo de 2016 — Jeff Steinberg, de la EIR, entrevistó al senador del estado de Virginia, Richard Black con relación al viaje que hizo recientemente a Siria y a Líbano. Los dos dialogan sobre la resistencia del pueblo sirio, el impacto de las sanciones de Estados Unidos en Siria, y en general la estrategia de "cambio de régimen" que tiene Estados Unidos.

El senador Black aporta una visión desde el terreno sobre la situación en Siria, luego de su visita a Damasco, Homs y Palmira. El senador Black, coronel (r) de la armada y veterano de la guerra de Vietnam, no se anda con miramientos al dar a conocer de primera mano las pruebas que él encontró del respaldo que el gobierno de Estados Unidos le está dando a radicales yihadistas de Al-Qaeda en Iraq (el Frente Al-Nusra) y del Estado Islámico (EI), y habla del período de más de una década de guerras para tumbar gobiernos y la lucha heroica contra el asalto de Arabia Saudita y Turquía a un Estado soberano, con toda la complicidad de los gobiernos de Bush y de Obama, con el fin de crear un enclave terrorista wahhabista y de la Hermandad Musulmana en la costa oriental del Mar Mediterráneo.

Este es el enlace a la entrevista (en inglés): https://larouchepac.com/20160505/us-policy-syria-interview-va-senator-richard-black



La "audacia" de la Nueva Ruta de la Seda de China es una realidad que no se puede ignorar en Estados Unidos

6 de mayo de 2016 — La edición del 1 de mayo del diario Los Angeles Times publicó un amplio informe titulado “China’s Bold Gambit to Cement Trade with Europe—Along the Ancient Silk Road” (La audaz estratagema de China para cimentar el comercio con Europa, a lo largo de la antigua Ruta de la Seda) que fue preparado con los corresponsales en Pekín, China; Duisburg, Alemania; y Tehrán, Irán. Luego, el 3 de mayo, el colaborador de la revista Forbes, Harold Sirkin, escribió otro con el título de “China Plans A New ‘Silk Road’ As Americans Pull Back” (China contempla una Nueva ‘Ruta de la Seda’, mientras que EU se retira), donde regaña a los estadounidenses porque “si no fuera más que por eso, los planificadores de la iniciativa de Una Franja Una Ruta, están pensando en grande. Todo esto mientras que se necesita modernizar la infraestructura estadounidense seriamente... La economía de la Ruta de la Seda demuestra el tipo de audacia y visión que uno espera normalmente de Estados Unidos”.

La realidad se entromete en la propaganda del imperio británico que pinta a China y a Rusia como “el enemigo”.

Sirkin, por ejemplo, quien todavía ve al mundo desde los ojos de la economía destructiva del libre comercio, suena realmente emocionado al describir “la extraordinaria nueva obra en marcha, conocida como la iniciativa de la Franja y la Ruta, para construir y mejorar los puertos, ferrocarriles, carreteras y otros activos de infraestructura de los socios comerciales asiáticos, africanos y europeos de China: Unos 65 países en conjunto”.

La estrategia de China es similar a lo que hizo Estados Unidos con el Plan Marshall para la reconstrucción de Europa en la posguerra, escribe Sirkin, pero mucho más grande, y cita (nada más y nada menos) un informe del Instituto Peterson. En conclusión, dice, “China va por el camino correcto; Estados Unidos no... Por supuesto, China espera que sus propias compañías van a planificar, construir y abastecer los proyectos que financian, lo cual significa que las compañías chinas van a obtener las órdenes para el concreto, el acero, el equipo pesado y que los trabajadores chinos de la construcción van a tener trabajo... Este es el momento erróneo para que los planificadores de Estados Unidos se queden de brazos cruzados mientras que la infraestructura de Estados Unidos se deteriora frente a sus ojos”.

El artículo de Los Angeles Times también compara la “estrategia arrolladora conocida colectivamente como Una Franja Una Ruta” del Presidente Xi Jinping, con el Plan Marshall de la posguerra, “un gran esfuerzo que cambió el juego y que revolucionó el comercio y que consolidó muchas relaciones de largo plazo”. A pesar de su actitud suspicaz y dubitativa, el informe del LA Times deja entrever la emoción frente al gran proyecto chino. El profesor Markus Taube de la Universidad de Duisburg-Essen le explicó al periodista del LA Times que los chinos no están preocupados del volumen inicial de carga por ferrocarril, porque “las vías ferroviarias son el esqueleto, pero la carne importante serán las zonas de industrialización a lo largo de las vías”, y cita a Kazajstán, Uzbekistán y otros países de Asia Central en particular.