Erdogan saca a Davutoglu como primer ministro. Maniobra para establecer una presidencia "ejecutiva"

6 de may de 2016

6 de mayo de 2016 — El presidente turco Recep Tayyip Erdogan forzó la renuncia del primer ministro Ahmed Davutoglu, a quien él consideraba un rival y no tan entusiasta en seguir sus órdenes. Davutoglu anunció su renuncia en una conferencia de prensa la tarde del 5 de mayo, después de una reunión de la Comisión Ejecutiva Central del Partido Justicia y Desarrollo (AKP). La renuncia de Davutoglu se produjo solo horas después de que la Unión Europea (UE) anunciara que los turcos no necesitan visa para viajar a la UE como parte de un acuerdo sobre refugiados con Turquía, que se había considerado un gran triunfo para Davutoglu, y que aparentemente fue lo que desató los celos de Erdogan.

"Al tomar esta decisión no me arrepiento ni siento que he fracasado" dijo Davutoglu. Davutoglu dijo que en su cargo de primer ministro fue un éxito en términos de inversiones, lucha en contra del terrorismo. Retorciéndole la puñalada, Erdogan extendió sus felicitaciones: "Felicitaciones. Es la propia decisión del primer ministro".

Aparentemente, Erdogan le había dicho a Davutoglu que renunciara cuando se reunieron antier. Según el asesor de Erdogan, Cemil Ertem, se va a nombrar a un nuevo primer ministro. No habrá elecciones. El 22 de mayo se va a celebrar un congreso extraordinario del partido para escoger al nuevo líder. No se espera que Davutoglu desafíe los deseos del "gran líder".

Con la salida de Davutoglu, el AKP queda bajo control total de Erdogan y le abre el camino para buscar un cambio en la constitución que le permita gobernar como presidente "ejecutivo" sin ningún sistema de controles y contrapesos.

En el contexto del peligro de guerra, existe una diferencia clara entre Erdogan y Davutoglu. Por ejemplo, en el 2003, Erdogan quería unirse a la invasión a Iraq y ocupar una franja de tierra en el norte de Iraq, algo que él mencionó hace unos meses. Davutoglu y el ex presidente Abdullah Gul y otros se opusieron y ganaron la votación en el parlamento en contra de la participación. Erdogan ha sido también el arquitecto de la virtual alianza militar de Turquía con Arabia Saudita y Catar. Ahora entra en el escenario la cuestión de que tropa turcas ingresen a Siria, debido a los cohetes lanzados por el Estado Islámico contra territorio turco. Botar a Davutoglu también le envía un mensaje a los europeos de que el único con el que pueden negociar es con Erdogan y nadie más.