Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

El "Regimiento Inmortal" marcha en honor de quienes pelearon, y pelean, en contra del fascismo

9 de may de 2016

Alfred Korby, veterano de la Segunda Guerra Mundial, habló en la marcha del “Regimiento Inmortal” de la Ciudad de Nueva York, sobre la necesidad de la cooperación económica y científica entre Estados Unidos y Rusia para evitar la guerra. 7 de mayo de 2016 (larouchepac).

9 de mayo de 2016 — Decenas de millones de personas en cientos de ciudades de todo el planeta marcharon entre los días 7 y 9 de mayo, portando carteles con las fotos de familiares que fallecieron en la Segunda Guerra Mundial, para honrar a quienes dieron sus vidas en la pelea contra el fascismo. En las actividades del llamado "Regimiento Inmortal", que comenzaron en el 2012 en la ciudad rusa de Tomsk, el año pasado participaron en Rusia alrededor de 12 millones de personas, incluyendo al Presidente Vladimir Putin, quien portaba una foto de su padre. La primera participación de Estados Unidos en la conmemoración del Regimiento Inmortal sucedió el 2015, en la Ciudad de Nueva York, y ahora se está diseminando rápidamente por todo el mundo.

Las marchas de este año en Estados Unidos, incluyeron la participación destacada del movimiento de LaRouche, encabezado por la insignia del movimiento, el Proyecto Manhattan, en la Ciudad de Nueva York. Un cable de TASS informó que, el 7 de mayo, más de 500 personas marcharon a lo largo de la rivera del río Hudson desde Battery Park hasta el monumento a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial, y publica extensamente citas de los activistas larouchistas, Alfred Korby (veterano de la guerra de 91 años de edad), Roger Ham, y Michelle Fuchs. "No necesitamos más guerras, y para logar eso tenemos que cooperar para desarrollar el espacio y nuevas tierras, y hacer descubrimientos científicos", según cita TASS a Korby. "Los estadounidenses deben unirse a los rusos, tanto física como espiritualmente, en las ideas, y solo entonces no habrá más guerras".

Los activistas larouchistas además participaron de modo prominente el las marchas de Washington, DC; de San Francisco, CA; de Hioston, Texas; y de Seattle, Washington. Dave Christie, miembro del Comité Político de LaRouche PAC informó, en una llamada nacional del 8 de mayo con activistas del movimiento de LaRouche, sobre la participación de un grupo de organizadores larouchistas en la marcha de Seattle, en la cual le pidieron que le hablara a las personas allí reunidas, y dijo:

"Tengo el gusto y la gran oportunidad de trabajar con Lyndon LaRouche, quien es un veterano de la guerra, y quien ha continuado la misión de Franklin Delano Roosvelt de liberar al mundo del colonialismo, y esa era la intención para cuando finalizara la guerra. Pero porque Winston Churchill lanzó la Cortina de Hierro y puso a nuestras naciones una contra otra, nos hemos visto enfrentados a nuestros aliados, Rusia y China. Esto continúa en este momento, porque el BRICS representa la consolidación del final de ese imperio. Y ahora enfrentamos una guerra general, y como ha alertado LaRouche, estamos ya en medio de ella".

Christie además informó que "llevamos con nosotros varios retratos de veteranos, incluyendo el de LaRouche, y también el de [el gran científico ruso, amigo de LaRouche] Pobisk Kuznetsov. Consideramos que también debíamos rendirle honores a él como veterano".

Lyndon LaRouche comentó que este proceso se debe reproducir en todo el país, y lograr un enfoque unificado y coherente para detener el impulso actual hacia el fascismo y la guerra por parte del imperio británico y de su peón Obama. "Debemos utilizar esto como el sustento para desarrollar más actividades", afirmó.

Helga Zepp-LaRouche profundizó sobre cómo podemos detener esta escalada actual hacia el fascismo.

"Tenemos esta amenaza de un nuevo fascismo", dijo Zepp-LaRouche, "y está muy asociada a la imagen del ser humano". La imagen del hombre que tiene el fascismo, es racista; está asociada con la idea de que la "sangre y la tierra" define la identidad nacional; y se basa en la geopolítica. "Está asociado con la evocación de cierto tipo de emoción, como la ira. La gente se está desesperando en su propia perspectiva para la vida. Hay gente que apela a este sentido de inseguridad, frustración y especialmente de furia, y es eso lo que se está convirtiendo a una población potencialmente fascista en una población fascista". Los fenómenos políticos como "Alternativa para Alemania" y Donald Trump en Estados Unidos están "solo le hablan a la furia que tiene la población contra el orden establecido" afirmó Zepp-LaRouche.

"Eso te deja con una situación bien difícil, y hace que sea todavía más importante que inmediatamente, en el proceso organizativo, introduzcamos la más elevada concepción de la imagen del hombre, como antídoto. El trabajo organizativo debe reproducir, en un instante de ser posible, el efecto del concierto de Palmira. En otras palabras, sacar a la gente de las zonas bajas en donde normalmente piensa, y lanzarla de algún modo a un nivel superior de pensamiento, hacia la imagen del hombre asociada con la idea humanista del hombre".

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

MATERIAL DE APOYO


Gigantesco desfile del Día de la Victoria en Moscú; Putin convoca a las naciones para formar un sistema de seguridad "No Alineado" contra de terrorismo

10 de mayo de 2016 — Miles de personas participaron este 9 de mayo en Moscú en el desfile del Día de la Victoria, en conmemoración del 71avo aniversario de la derrota de la Alemania nazi. Estaba programado que participaran unos 10,000 efectivos militares, 135 vehículos militares y 71 aviones militares. El desfile fue seguido por la Marcha del Regimiento Inmortal por todo Moscú, durante el cual miles de personas marcharon por las calles de la ciudad, portando carteles con fotos de sus familiares que pelearon en la Segunda Guerra Mundial. La marcha fue encabezada personalmente por el presidente Vladimir Putin quien portaba un retrato de su padre. Marchas similares tuvieron lugar por toda Rusia así como también en varias otras ciudades.

En su discurso inaugural, Putin dijo que el 9 de mayo se ha convertido en un día en donde se mezclan el regocijo, la memoria y el dolor. “Se ha convertido en un símbolo de la relación sagrada de Rusia con su pueblo”, dijo. “Es en ésta unidad y lealtad a la Patria en donde reside nuestra fortaleza, seguridad y dignidad”, señaló.

“Camaradas, las lecciones de la historia nos enseñan que la paz sobre la tierra no se establece por sí misma; que uno necesita ser cauteloso; que el doble rasero así como también una indulgencia miope de aquellos que alimentan planes criminales son inadmisibles”, destacó Putin, y luego pasó a decir después de un minuto de silencio y un recuento de los tremendos sacrificios y coraje de quienes pelearon en contra de los nazis, “Hoy, la civilización enfrenta de nuevo la crueldad y la violencia; el terrorismo se ha convertido en una amenaza global. Tenemos que derrotar este mal; Rusia está dispuesta a unir esfuerzos con otras naciones y está lista para trabajar en crear un sistema no-alineado moderno de seguridad internacional”.

El ministro de la Defensa de Rusia, Sergei Shoigu, empezó el ceremonial felicitando a los militares y veteranos. “Pasando privaciones, angustias y pérdidas, el pueblo soviético derrotó al terrible enemigo, defendiendo la libertad y la independencia de la Patria”, dijo. “Nosotros mantenemos sagrada la memoria de aquellos que, sin importarles sus vidas, pelearon en el frente, trabajaron constantemente en la retaguardia y mostraron un valor y abnegación excepcionales”.

El desfile de este año no fue tan grande como el del año pasado, que se celebró el 70 aniversario de la victoria en contra del fascismo, y que también contó con más invitados internacionales. Hoy, Putin estuvo acompañado en el podio para pasar revista por el presidente kazajo Nursultan Nazarbayev.

El desfile, supervisado por el Comandante en jefe de las Fuerzas Terrestres de Rusia, el coronel general Oleg Salyukov, se inició con un contingente de abanderados, portando la réplica del Estandarte de la Victoria que se ondeó en el edificio del Reichstag en 1945 y otros estandartes y banderas, seguido de tropas, tanques y otros vehículos blindados, los S400 y otros sistemas de defensa antiaéreas y lanzadores Yars ICBM y cerraron el desfile con un sobrevuelo de helicópteros, transporte aéreo, cazas y bombarderos, acompañados todos por bandas de guerra. El desfile contó con la presencia, por primera vez, de una compañía de personal militar femenino, cadetes de la Universidad Militar del Ministerio de la Defensa y del Instituto Militar Wolsky, así como también tropas del ministerio de Emergencias y el recientemente formado Servicio de la Guardia Nacional.