Erdogan ordena envío de tropas a Siria, amenaza a Europa con una nueva crisis de refugiados

10 de may de 2016

10 de mayo de 2016 — Menos de 72 horas después de haber destituido al primer ministro Ahmet Davutoglu, el Presidente turco Recep Tayyip Erdogan ordenó el envío de Fuerzas Especiales de Turquía a Siria. Por primera vez desde que se inició la guerra en Siria, Turquía envió el sábado 7 de mayo a un grupo de entre 15 y 20 miembros de las Fuerzas Especiales de Turquía dentro de Siria para que llevaran a cabo una misión de 4 horas al otro lado de la frontera de la provincia de Kilis de Turquía, en donde han estado cayendo cohetes Katyusha lanzados desde Siria. Hurriyet informó que la operación se llevó a cabo con la cooperación e inteligencia proveniente de las fuerzas de la coalición encabezadas por Estados Unidos. Esta operación incluyó ataques de aviones de combate F-15, F-16 y A-10 de EU y la coalición en contra de objetivos en localidades sirias de Baragitah, Havar Kilis, Harcele y la región de Delha,

Según el portavoz de Erdogan, el periódico Yeni Safak, citando fuentes anónimas, el despliegue es una campaña abierta para declarar una zona libre en el sur de la provincia Kilis de Turquía. Esta acción se agrega al ataque con artillería y morteros al norte de Aleppo el mismo día. Alegan que fueron muertos 55 terroristas del Daesh (EIIS o EI).

Yeni Safak también informa que Turquía planea aplicar sus reglas de enfrentamiento al Partido Unión Democrática (PYD), la milicia curda siria que está combatiendo al EIIS respaldado por occidente, incluso Estados Unidos, si ellos atacan territorio turco o representan una amenaza para la frontera turca o su seguridad. Informan que si se encuentra evidencia de que el PYD haya atacado territorio turco, entre lo que se incluye su cooperación con el Partido de los Trabajadores Turcos (PKK), se van a aplicar las reglas de enfrentamiento y las fuerzas armadas de Turquía van a atacar objetivos del PYD en Siria.

Con Davutoglu fuera del camino, claramente Erdogan está listo para llevar a cabo las políticas más aventureras imaginables.

Dos comentaristas de reconocido prestigio en Hurriyet dejan también en claro que la sacada de Davutoglu es un mensaje para todos, de que Erdogan es el mandamás. El jefe de redacción de Hurriyet, Murat Yetkin escribió hoy que "ese es también un mensaje muy claro al mundo exterior para mostrar quien es el jefe en Turquía. Desde el Presidente de EU, Barack Obama, hasta la Canciller alemana Angela Merkel y el Presidente ruso Vladimir Putin, desde las Naciones Unidas, hasta la Unión Europea y las instituciones financieras internacionales, Erdogan les está enviando el mensaje de que solo hay uno y nada más que un interlocutor con quien hablar en Turquía y ese es el presidente en persona".

En cuanto al acuerdo sobre refugiados entre la Unión Europea (UE) y Turquía, Erdogan está amenazando con cancelarlo, si la UE exige que Turquía cambie su ley general sobre terrorismo, que se ha usado para perseguir a los enemigos políticos internos de Erdogan.

Amenazando a los europeos, Erdogan dijo que "si hay una condición adicional, no va a haber acuerdo. Se pueden ir a hacer un acuerdo con quien les dé la gana".

El comentarista de más alto prestigio de Hurriyet, Yusuf Kanli también advirtió en la edición de hoy: "Europa debe tomar muy en serio la declaración osada de Erdogan de que Turquía no va a cambiar su ley antiterrorista con el fin de obtener un acuerdo sobre visas. La agresiva declaración 'ustedes se irán por su lado y nosotros por el nuestro' se tiene que tomar mucho más en serio. Después de todo, Erdogan es un hombre fiel a su palabra y si él dice que va a deshacerse del acuerdo si no se cumple con sus condiciones, con toda seguridad lo va a botar. ¿Está Europa preparada para una nueva ola de refugiados sirios, iraquíes, asiáticos y africanos? ¿Qué es primero para Europa, sus intereses o sus normas y valores? Europa tiene que decidir".