¿Están modernizando sus patrocinadores anglo-saudíes a los yihadistas del EIIS y Al-Qaeda?

10 de may de 2016

10 de mayo de 2016 — Las nuevas ofensivas del EIIS en Egipto y Libia, del Talibán en Afganistán, y el llamado de Ayman al Zawahiri para volver a unir al EIIS con Al-Qaeda, son elementos que indican que el apoyo anglo-saudí a los yihadistas no se ha roto nunca, y que a menos que se logre romper, va a continuar su escalada la maquinaria de terror, como arma de Obama y sus amos británicos para iniciar nuevas guerras y destruir naciones.

En Libia, el EIIS clamó victoria el domingo al apoderarse del cruce de Abu Grein y de cinco pueblos vecinos en la zona, a unos 120 kilómetros al sur de Misrata. Alegan tener 5,000 combatientes en Libia. El ataque se produjo en un momento en que Obama, junto con Gran Bretaña y Francia, están considerando una intervención militar internacional en Libia.

En Egipto, el domingo por la mañana, hombres armados emboscaron una minivan que transportaba ropa de civil de la policía de Egipto en el suburbio Helwan de el Cairo, matando a 8 personas, entre ellas un oficial. La rama del EIIS en Egipto se adjudicó el hecho, y aunque la mayoría de los ataques terroristas del EIIS se han localizado en el Sinaí, se han vuelto más frecuentes y mortales los ataques en la capital, el Cairo. El grupo alega haber realizado sus actos en protesta por las sentencias en contra de la Hermandad Musulmana.

En Afganistán, el Talibán rompió las dizque negociaciones con el gobierno (aprobadas por Estados Unidos) negándose a reanudarlas hasta que salgan del país todas las tropas "extranjeras". Estados Unidos tiene unos 9,800 soldados de los 13,000 que quedaban de la misión de combate que concluyó en diciembre del 2014. El domingo, el Talibán atacó un puesto de policía en la provincia de Helmand, donde se cultiva opio. Se enfrentaron en un intenso combate en contra de fuerzas del gobierno afgano, antes de retirarse a otras partes de Helmand, que según Reuters, ahora están bajo su control.

En Siria, las ofensivas del EIIS se han paralizado gracias a la intervención rusa y la alianza rusa con el gobierno sirio de Bashar al-Assad. Si no fuera por los rusos, el EIIS ya estaría de nuevo en la ofensiva. Pero, ahora intervino el jefe de Al-Qaeda Ayman Al Zawahiri, haciendo un llamado a la unidad de todos los yihadistas en Siria bajo la bandera de Al Nusra. Se dice que Al Nusra controla la provincia de Idlib y está sumamente entremezclada con los rebeldes "moderados" apoyados por EU y los saudíes.

"Tenemos que buscar la unidad de los Muyahidines en Sham [Siria para poder liberarla de los cruzados rusos y occidentales. Mis hermanos... el tema de la unidad es una tema de vida o muerte para ustedes" dijo.