El Instituto Patria de Cristina Kirchner respalda a Dilma Rousseff, denuncia el golpe de Estado

13 de may de 2016

Jueves 12 de mayo — El Instituto Patria, fundado por le ex Presidente Cristina Fernández de Kirchner, ha tomado una posición firme en defensa de la Presidente de Brasil, Dilma Rousseff, y recibió a su Secretario de Derechos Humanos, Rogerio Sotilli, para que informase sobre lo que hay detrás de este golpe contra Rousseff, y para advertir que no es solo un problema de Brasil, sino que involucra a toda América Latina y al resto del planeta también.

Cristina Fernández y Dilma Rousseff son amigas personales muy cercanas así como también aliadas políticas, y las dos están bajo ataques brutales. Oscar Parilli, colaborador de muchos años de Cristina Fernández y funcionario del Instituto junto a otros de los más cercanos aliados de la ex Presidente, le dio la bienvenida a Sotilli al Instituto.

En su presentación, Sotilli le dijo a los presentes reunidos allí que "la democracia no se puede negociar". Venir a Argentina, recibir la solidaridad que nos ofrece el Instituto y los partidos políticos amigos, tiene un enorme significado, afirmó. "Esta pelea no es solo de Brasil, o del PT [Partido de los Trabajadores], o incluso de Dilma", advirtió Sotilli. Toda la región está bajo ataque. Y recalcó el papel que está jugando en Brasil la red del periódico Globo, la cual ha estado trabajando por más de un año para desestabilizar a la Presidente con desinformaciones y calumnias, e informó que sectores empresariales han ayudado a financiar las movilizaciones contra Dilma.

En un artículo sobre el evento, el Instituto tituló la ponencia de Sotilli, "Esto no es solo un golpe contra la democracia sino en contra del proceso de inclusión social en Latinoamérica". El Instituto además publicó una declaración que fue emitida por el Frente Argentino por la Democracia en Brasil, la cual denuncia de ilegal e inconstitucional el proceso brasileño de juicio político.

Menciona los logros de Brasil en términos de la política social, y su respaldo de parte de organizaciones regionales como el Mercado Común del Sur(MERCOSUR), la Unión de Naciones Suramericanas(UNASUR) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). "Porque la democracia ha sido nuestra conquista como pueblos latinoamericanos", dice la declaración, "no permitiremos que prospere esta nueva ola de golpes en la región. Desde Argentina, decimos: ¡golpistas, no pasarán!"