Profesor Stephen Cohen: las "defensas" de la OTAN pueden disparar una ofensiva de misiles en 5 minutos

19 de may de 2016

18 de mayo de 2016 — En entrevista en el programa "John Batchelor Show" en la radio de Nueva York el 17 de mayo en la noche, el profesor de la Universidad de Nueva York, Stephen Cohen dijo que el Presidente Obama y el liderato estadounidense y británico de la OTAN pudieran estar tratando intencionalmente de provocar una guerra entre Rusia y la OTAN.

El profesor Cohen le dijo al anfitrión Batchelor —quien había descrito los últimos despliegues de la OTAN hacia Rusia, tanto con batallones como con sistemas de Defensa contra proyectiles balísticos (BMD)de la OTAN frente a Rusia— que "no ha habido una concentración masiva en la frontera con Rusia igual a ésta desde que Alemania lo hizo en 1940. No solo los dirigentes de Rusia sino los ciudadanos rusos lo ven de ese modo... Agréguese a esto los nuevos sistemas de defensa contra proyectiles balísticos (BMD)".

Cohen explicó que el sistema BMD que se acaba de poner en operación en Rumania, el segundo sistema que se está construyendo en Polonia y el destructor Aegis lanzado desde el mar, son sistemas BMD de corto alcance, pueden todos lanzar misiles ofensivos con un tiempo de vuelo de solo 5 minutos si se dirigen contra Rusia. Aunque modernizados, los misiles crucero, estos misiles pequeños y rápidos, son esencialmente el mismo tipo de misiles de rango intermedio que los "Pershing II" de los 1980, dijo Cohen.

Aquellos misiles, que Estados Unidos había colocado en Europa en ese entonces, se consideraron tan peligros para Europa —porque la Unión Soviética tenía que poner cada uno de ellos de blanco en modo "lanzamiento sobre advertencia"— que hubo manifestaciones masivas en Europa para parar su despliegue, explicó Cohen. Ahora todavía no ha habido este tipo de manifestaciones.

Cuando se mencionó la crisis de los misiles cubanos, el profesor Cohen destacó que no solo era muy diferente entonces el liderato de John F. Kennedy, sino que el despliegue de misiles y tropas ahora se está haciendo mucho más cerca del territorio ruso, "a una distancia de tiro de piedra". Y la OTAN, dijo, no está creando una, sino múltiples provocaciones para una guerra: Ucrania, el Báltico, Siria; y los mismos sistemas BMD".