El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania habla de la Ruta de la Seda, como una "asociación de seguridad común desde Vancouver a Vladivostok"

24 de may de 2016

24 de mayo de 2016 — En un viraje sorprendente en Berlín, el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, rompió su silencio sobre el tema y por primera vez mencionó la Nueva Ruta de la Seda en términos positivos, aunque le dio un giro transatlántico, durante la conferencia que dio en la Organización de Seguridad y Cooperación Económica (OSCE, por sus siglas en inglés) en Berlín el pasado 18 de mayo. Steinmeir comenzó su discurso diciendo que su conferencia sería un "experimento más que nada porque queremos hablar sobre perspectivas políticas, y esto, en momentos de grave turbulencia política. Es un experimento, porque queremos hablar sobre cooperación concreta, y esto en momentos en que los conflictos violentos en nuestra zona común exige un saldo casi diario de vidas humanas. Es un experimento porque queremos hablar de la práctica económica, y esto en momentos en que muchos creen que nuestras ideas para una zona común de seguridad y estabilidad se ha cortado en pedazos".

Steinmeier se refirió entonces a la visita que hizo el Presidente chino Xi Jinping hace dos años, y a la inauguración que se hizo en ese momento de la conexión ferroviaria directa de 11,300 kms entre Duisburg y Chongqing. Dijo que "esta asombrosa ruta a través de varias zonas climáticas muestran que los desafíos geográficos están conectados con la intención de dar formar a nuestra zona común que se extiende desde nuestros socios transatlánticos a través de Europa hacia Asia.

"Al mismo tiempo, veo en esta ruta la gran dinámica económica que se está desenvolviendo ya en esta zona o que puede todavía desenvolver su potencial. Y la visita del Presidente chino a Duisburg muestra que tan importante es que la política se haga cargo de cuestiones de la economía, y viceversa". Esta ruta ferroviaria simboliza "la importancia de las visiones de una asociación de seguridad común desde Vancouver hasta Vladivostok. Y esto, damas y caballeros, es una visión a la que nos tenemos que comprometer".