La declaración de Sochi destaca la cooperación económica y de seguridad entre Rusia y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático

24 de may de 2016

24 de Mayo de 2016 — Luego de la Cumbre Conmemorativa ANSEA-Rusia que se realizó en Sochi, Rusia, los días 19 y 20 de mayo, los jefes de Estado participantes emitieron una declaración que pone de relieve los fuertes vínculos económicos y los esfuerzos conjuntos para desarrollar una arquitectura de seguridad confiable y abierta para la región Asia-Pacífico, dijo el Presidente de Rusia Vladimir Putin en una conferencia de prensa, según informó el portal electrónico del Kremlin.

La cooperación en estos campos “se basa en los principios de igualdad, beneficio mutuo y responsabilidad compartida para promover la paz, la estabilidad, la seguridad, la prosperidad, el crecimiento económico, el desarrollo sustentable y el progreso social en la región Asia-Pacífico con la visión de trabajar hacia una asociación estratégica”, señala la declaración.

Entre los planes para profundizar la interacción económica entre 2016 y 2020, se cuentan las medidas a tomar para desarrollar la cooperación en el comercio, las inversiones, las finanzas, la energía, industria y recursos minerales, así como el transporte, el turismo y las áreas socio culturales. Petróleo y gas, energía eléctrica, eficiencia energética, energía nuclear civil y energía revocable para fortalecer la seguridad energética; fomento de la cooperación en agricultura, para garantizar la seguridad alimentaria nacional y regional, así como la expansión del comercio y las inversiones en productos alimenticios. Asimismo, se ampliará el financiamiento de proyectos conjuntos de infraestructura.

Las fronteras del espacio no se dejaron de lado. Las naciones acordaron “fomentar la cooperación científica y tecnológica orientada a facilitar una economía de innovación en áreas tales como la aeronáutica, la biotecnología, nanotecnología y la tecnología espacial y de medicina, además de “explorar la cooperación mediante la transferencia de tecnologías, investigación y desarrollo tecnológico conjunto, así como el desarrollo de las capacidades de la tecnología espacial y sus aplicaciones”.

En su desayuno de trabajo, los dirigentes nacionales analizaron la posibilidad de establecer una zona de libre comercio integral entre la Unión Económica Euroasiática, la Organización de Cooperación de Shangai (OCS), y la ANSEA, y hubo una “respaldo unánime para esta idea”, informó el Presidente Putin en la conferencia de prensa que dio al concluir la cumbre.

Un periodista le preguntó a Putin si sabía qué piensa “nuestro socio en la OCS, China”, de esta iniciativa, y Putin respondió convencido que:

“En cuanto a nuestros amigos chinos, tendremos que discutir esta cuestión con ellos, pero en general, sabemos cuál es su posición. La idea de la Franja Económica de la Ruta de la Seda está muy cercana en su esencia a la propuesta que analizamos hoy. Yo por ende no veo contradicciones aquí. Por el contrario, conociendo la posición de China en cuanto a la formación de vínculos entre el proyecto de la Franja Económica de la Ruta de la Seda y la Unión Económica Euroasiática, vemos que todos nuestros planes en este respecto tienden hacia el mismo objetivo, y así que estamos seguros de que habrá un trabajo positivo juntos”.