¿Qué hay detrás del último escándalo en Brasil? EIR explica

26 de may de 2016

25 de mayo de 2016 — Solo dos semanas después de que tomara posesión como Presidente interino de Brasil, Michel Temer, en reemplazo de Dilma Rousseff, ya se tambalea su gobierno por un escándalo y probablemente no va a ser el último, dado que lo que domina al país es el ambiente de mani pulite (“manos limpias” en Italia)

El periódico Folha do Sao Paulo publicó el 23 de mayo la transcripción de una incriminatoria conversación telefónica grabada, de hace unas semanas atrás, entre el ministro de Planificación interino Romero Juca y el ex senador Sergio Machado, en donde Juca argumenta que la mejor manera de parar la investigación sobre corrupción de Lava Jato es derrocar a Dilma Rousseff.

“Tenemos que parar esta mierda. Tenemos que cambiar el gobierno para poder parar la sangría” dice Juca, a lo cual responde Machado: “La solución más fácil sería poner a Michel [Temer]”. Nótese que tanto Juca como Machado son parte de la investigación de Lava Jato. Juca ya salió del gobierno.

Machado, quien en realidad fue el que le entregó las cintas a Folha, negoció con la fiscalía una reducción de su sentencia para salvar su pellejo, igual que lo han hecho todos los otros acusados, siguiendo el modelo del caso mani pulite en Italia. En cuanto a Dilma, todavía aferrada a su falsa ilusión de que su derrocamiento fue un asunto local, dijo que las cintas mostraban que ella estaba en lo correcto al señalar que había sido víctima de un golpe de Estado, y agregó que ahora han sido indentificados los conspiradores golpistas locales. Prometió “volver, de una u otra manera”.

No es probable que suceda, a menos que identifique a los verdaderos autores del golpe de Estado en su contra. Ayer, Press-TV de Irán publicó una entrevista con Dennis Small de la EIR con el encabezado “El gobierno de Temer fue puesto mediante una operación internacional de cambio de régimen en Brasil”. A una pregunta sobre el escándalo Juca, Small dijo: “Yo creo que el señor Temer está aprendiendo a base de golpes que la esperanza de vida de su gobierno es equivalente al del papel higiénico, o sea, al papel higiénico usado. Su gobierno fue puesto ahí mediante una operación internacional de cambio de régimen en Brasil encabezada por la misma gente que están desplegadas para acabar con la alianza BRICS. Los intereses políticos y financieros de Londres y Wall Street. Así que, continuó Small, Temer “fue usado para sacar de su cargo a Dilma Rousseff, pero al igual que un cartucho de dinamita o papel higiénico usado, una vez que se usa, se acabó”.

Small agregó que Dilma está en lo correcto al señalar que fue sacada del cargo mediante un golpe de Estado. “Ahora, en donde mi revista EIR, fundada por Lyndon LaRouche, conocida personalidad política estadounidense, difiere de Dilma Rousseff es en que ella insiste en que el golpe en su contra es totalmente un asunto interno, y eso no es así, absolutamente. Forma parte de una operación internacional que tiene de blanco no solo a Brasil, sino también a China, Rusia, India y Sudáfrica y muchos otros países que se han aliado con ellos, como una alternativa al sistema financiero internacional en quiebra que se está desplomando”.

Small concluyó que “A menos que paremos a estos golpistas, vamos hacia verdaderas dictaduras de los banqueros enmascaradas de escándalos anticorrupción en diversos países”..