La policía allanó la matriz del Banco Santander en Madrid por lavado de dinero

6 de junio de 2016

6 de junio de 2016 — El intocable Banco Santander acaba de ser acusado de estar vinculado a los delitos de lavado de dinero del HSBC. Por órdenes del juez del Tribunal Superior, José de la Mata, agentes de la unidad central de operaciones de la Guardia Civil, llevaron a cabo un allanamiento a la casa matriz del banco en Madrid.

El Santander emitió una declaración incompleta típica donde explica no que llegó la policía a realizar un allanamiento, sino que "recibió la solicitud de información sobre los movimientos de ciertas cuentas entre entidades diferentes". Luego agrega que están colaborando con las autoridades y "suministrando toda la información disponible".

El caso ha evolucionado a partir de la lista de cuentas del banco privado del HSBC en Ginebra, filtrado por Hervé Falciani, un trabajador de informática desde el 2008, e incluye 659 cuentas vinculadas a personas en España que están implicadas en evasión fiscal, que podría llegar a un total de 6 mil millones de euros. Aunque un gran número de estos cuenta habientes han llegado a un acuerdo directamente con las autoridades del gobierno español, fuentes cercanas al caso dicen que 40 "individuos o grupos familiares" están bajo investigación. Un inspector fiscal en su informe dijo que "hay indicaciones de que el HSBC, sea a través de sus oficinas en Suiza o sus sucursales en España o en terceras naciones, le ofreció a residentes españoles la posibilidad de colocar sumas considerables de dinero en cuentas opacas".

Emilio Botín, quien en el momento era el presidente ejecutivo del Santander, era el nombre español más prominente en la lista de Falciani, junto con otros varios miembros de su familia. La familia Botín ha dirigido el banco desde 1909. Botín hizo una arreglo por 200 millones de euros con la agencia española de impuestos, que representa el 10% de la cantidad involucrada, pero los cargos por evasión de impuestos se abandonaron luego de que llegara al arreglo. La hija de Emilio Botín se convirtió en la presidente ejecutiva cuando falleció Emilio en el 2014; previamente ella había dirigido el Santander en el Reino Unido.