¿Buscan restablecer la monarquía en Brasil? Y por qué no, dice el príncipe de la dinastía real Braganza

9 de junio de 2016

9 de junio de 2016 — En una entrevista con el servicio de noticias francés Agence France Press (AFP) publicada el 6 de junio, el príncipe don Joao de Orleans y Braganza, declaró desde su lujoso apartamento de Río de Janeiro que la mejor manera de salvar a Brasil de la corrupción y de la crisis política podría ser el restablecimiento de la monarquía. Una monarquía basada en el modelo británico o sueco sería una buena opción, afirmó.

Los 15,000 miembros de la corte de los Braganza fueron transportados a Brasil por la Real Armada británica a fines de noviembre de 1807, justo antes de que Napoleón invadiera Portugal; estuvieron en el poder hasta 1889, cuando el emperador Don Pedro fue derrocado y forzado a vivir en el exilio. Don Joao, tataranieto de don Pedro, cree que el restablecimiento de la realeza podría ser parte de una solución "radical". Según le dijo a AFP, don Joao piensa que "como realeza... hemos sido educados para tener... un sentido de servicio al país sin querer nada a cambio", dijo Juan a AFP.

Don Joao es un surfista y promotor del mercado inmobiliario; se presenta como un hombre del pueblo, y durante el último año ha salido a la calle para manifestar en contra de Dilma Rousseff, para exigir su enjuiciamiento político, y se la pasa con indios vestidos con los atuendos de sus tribus para mostrar que tan amplio de miras es.

"La idea de la monarquía es muy atractiva para la gente", explica don Joao, "porque recuerdan el ejemplo que se estableció durante la época del emperador Pedro II". Pero se le olvidó mencionar que, aunque Pedro tenía un gran interés por la ciencia y asistió a la Exhibición Internacional de 1876 en Filadelfia, también fue el que supervisó la guerra genocida contra el gobierno de Paraguay que entre 1867 y 1870 implantó el sistema americano de economía (contra el sistema británico); el ejército brasileño que invadió Paraguay se componía en parte de esclavos.

El otro problema es, ¿cuál rama de los Braganza gobernaría? Don Joao proviene de la rama liberal, con sede en Petrópolis, mientras que la rama de ultraderecha, que dirige el presunto heredero don Bertrand, está conectada con el ala ultraderechista católica de la organización fascista Tradición Familia y Propiedad (TFP).

Aunque el abuelo de Joao renunció a su derecho al trono, así como el de sus descendientes, hace 100 años, Joao alega que un gran número de juristas sostiene que "esa abdicación no tuvo bases legales". La cuestión es que, si bien la inmensa mayoría de los brasileños se oponen a la monarquía, no se puede descartar nada proveniente de los lunáticos que buscan destruir Brasil.