Hablando por los saudíes, el director de la CIA dice que los "verdaderos" terroristas son los iraníes

14 de junio de 2016

14 de junio de 2016 — En vísperas de la visita oficial del segundo en la línea del trono saudí, el príncipe Mohammed bin Salman a Washington, el director de la CIA John Brennan anunció, de hecho, que él trabajaba para la familia real saudí.

En su amplia entrevista con el canal noticioso de TV Al-Arabiya el 11 de junio, Brennan acusó a Irán de ser la amenaza terrorista más importante en el Medio Oriente, a la vez que se le caían las babas de elogios al rey Salman y al príncipe Mohammed bin Salman, por ser los socios más firmes de Estados Unidos "en esta lucha contra el terrorismo". Le dijo a sus entrevistadores que "tenemos una cooperación excelente con Arabia Saudita. Yo he trabajado con mis socios saudíes por muchos, muchos años. Yo presté servicio en Arabia Saudita por unos cinco años y bajo el liderato del príncipe heredero Mohammad bin Nayef, quien es también ministro del Interior. En los últimos 15 años, los saudíes se han vuelto nuestros mejores socios en el contraterrorismo".

¿Los últimos 15 años? ¿Incluye esto el 11 de septiembre de 2001?

Para absolver a los saudíes de cualquier complicidad en el espantoso ataque del 11 de septiembre del 2001, Brennan informó que a él le sigue preocupando mucho el "apoyo de Irán a las actividades terroristas y a los grupos terroristas... dentro de Iraq, Siria y otros países por toda la región". Brennan calificó a Irán de "Estado patrocinador del terrorismo" y luego pontificó que "todavía falta mucho para convencerme de que están interesados en luchar en contra y destruir el terrorismo". Agregó que tiene "nulo" contacto con sus homólogos iraníes.

Aunque de dientes para fuera habló de la necesidad de las negociaciones para resolver la crisis en Siria, Brennan se quejó de que Rusia no está haciendo lo suficiente para usar su "influencia dentro de Siria para promover la transición en el gobierno de Bashar al-Assad con su salida". Rusia realmente "tiene la clave" sobre lo que haga Assad, afirmó Brennan, para repetir qué tan "decepcionado" estaba de que Rusia no está haciendo más "para que se acabe el conflicto". Consecuentemente, Brennan acusó a Assad de ser el responsable del crecimiento del terrorismo y el extremismo en Siria. "El tiene que salir de escena".