El príncipe heredero saudí, Salman, en Estados Unidos, en una gira desesperada de reuniones de alto nivel

16 de junio de 2016

15 de junio de 2016 — El segundo en la línea sucesoria saudí, el príncipe Mohammad bin Salman, quien es también el ministro de la Defensa, y parte de la nueva generación en el poder en la monarquía saudí, está en Estados Unidos esta semana con una pesada agenda de reuniones de alto nivel, en medio de la creciente aversión en contra del terrorismo y guerra manejado por Londres, saudíes y Obama.

Llegó a Nueva York el lunes 13 y después voló a Washington para tener una cena con el secretario de Estado John Kerry en su casa en Georgetown. El miércoles 14 por la mañana se reunió con el director de la CIA John Brennan y el director de Inteligencia Nacional James Clapper. Hoy le tocó la reunión con lideres del Congreso, el presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan (republicano por Wisconsin) y la dirigente de la minoría demócrata Nancy Pelosi (demócrata de California) y la secretaria de comercio Penny Pritzger. Se va a reunir con el secretario de la Defensa Ash Carter dos veces esta semana, una vez en el Departamento de la Defensa y después en la Base Naval de Norfolk. El 17 de junio en Manhattan se reúne con los principales ejecutivos de Wall Street y con el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon. Después vuela a California para sostener reuniones con los ejecutivos del Valle del Silicón. Todos los días también tiene programadas muchas reuniones privadas.

Los medios de prensa saudíes informan que el segundo en la línea de sucesión al trono se reuniría con Obama el 16 de junio pero hoy, el vocero de la Casa Blanca Dew Tiantawach le dijo a Foreign Policy que no hay confirmación de la Casa Blanca sobre una posible reunión.