Hasta la prensa peruana reconoce que George Soros ganó las elecciones presidenciales

23 de junio de 2016

22 de junio de 2016 —El 11 de junio, una semana después de la segunda ronda de las elecciones a la Presidencia del Perú el 5 de junio, en la cual Pedro Pablo Kuczyinski, o PPK como se le conoce, banquero de Wall Street que logró una victoria con un mínimo contra la candidata de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, de apenas 43,000 votos, el diario Expreso publicó un sorprendente artículo de opinión titulado "¿Ganó Soros?".

La autora, Martha Meir Miroquesada, quien ha atacado a Soros en el pasado, señala que "todos los caminos a la victoria de PPK llevan a George Soros, el especulador financiero, promotor de la legalización de las drogas, que tiene intereses en compañías como Barrick, y que hasta hace poco tenía acciones en Newmont". Luego explica y detalla varias de las rutas de apoyo por donde Soros respaldó a PPK antes de las elecciones.

Por su parte, el almirante retirado Luis Giampietri, denunció en la víspera de la segunda vuelta de las elecciones que el bombardeo de la prensa alegando que la campaña de Keiko había lavado $15 millones de dólares de las drogas, que inclinó la balanza en contra de ella en las últimas 2 o 3 semanas antes de la elección, fue organizado con el gobierno de Obama y con el Diálogo Interamericano durante la visita repentina que hizo PPK a Washington DC, dizque "por razones familiares", cuando estaba perdiendo, en mayo. La red UNIVISION de Estados Unidos en español sacó el cuento del lavado de dinero de las drogas con gran escándalo, apuntalada por la confirmación de la DEA de que ellos estaban investigando al director de la campaña de Keiko, Joaquín Ramírez. Menos atención se le puso al momento en que la DEA aclaró que no estaba investigando a Keiko.

PPK, de 77 años de edad, fue una opción tardía y desesperada tomada por Wall Street y la City de Londres para detener a Fujimori a toda costa. PPK no es un político, es un banquero que ha trabajado para la oligarquía financiera global por décadas. Su futuro ministro de Economía es Alfredo Thorne, educado en Oxford, que fue director de la división de investigación global de JPMorgan por años, y cobró notoriedad por el comentario racista contra Keiko ("ojos rasgados") durante la campaña.

La confirmación que hizo la DEA sobre la investigación que estaba haciendo a Joaquín Ramírez (antes de hacer su "aclaración") desató un torrente de advertencias en la prensa sobre que Keiko iba a crear un "Estado narcotraficante". Ahora, un representante de las capitales del narcotráfico mundial, Wall Street y la City de Londres, es Presidente de Perú.