Obama y la votación por el Brexit

27 de junio de 2016

27 de junio de 2016 — Hay mucha cobertura tanto en la prensa británica como estadounidense, sobre cómo la visita de Obama al Reino Unido en abril y su apoyo (‘beso de la muerte’) a Cameron y al voto por el ‘Permanecer’ en la UE, fue un factor importante en la votación “sorpresiva” de los británicos a favor del Brexit. Newsmax, por ejemplo, informó el 24 de junio sobre una encuesta de BMG Research Poll, completada recientemente, comisionada por la Sociedad por una Reforma Electoral del Reino Unido, que encontró que un “24% de los votantes se mostró más dispuesto a votar por Salirse después de los comentarios de Obama [en abril], en comparación con solo un 16% que Obama pudo persuadir para votar a favor de Permanecer”. Newsmax tambien destacó que Jim Messina, el jefe de la campaña reelectoral de Obama en el 2012, fue uno de los asesores más altos de Cameron y de la campaña por el “Permanecer”, entre ellos el diseño de la mortal visita de apoyo de Obama en abril, en donde de manera característica en él, amenazó a los británicos con todas las cosas horribles que les podían suceder si votaban por el Brexit.

Un segundo artículo en Newsmax argumenta que “la victoria del Salir en el Brexit fue otra derrota humillante para el Presidente Barack Obama”, y señala que las encuestas que se hicieron inmediatamente después de que se fue del Reino Unido en abril “mostraban un viraje a favor de salirse de la UE de entre 1 y 4 puntos porcentuales”. Citan al editorial del Daily Mail de entonces que dijo: “El tono [de los comentarios de Obama] fue condescendiente, el lenguaje amenazador, y el mensaje no solo hipócrita sino también francamente, insultante... él no tiene por qué venir aquí y predicar que la sumisión a Bruselas es buena para el pueblo del Reino Unido”.

De manera predecible, ayer Donald Trump saltó a la carreta, resaltando el papel de Obama: “Yo realmente pienso que sus recomendaciones quizá ocasionaron el fracaso... Obviamente, el mundo no le hace caso. Se puede ver esto en la votación”. Trump pasó a dejar en claro que él estaba totalmente a favor de las relaciones anglo-americanas: “Ellos siempre van a estar en primera línea de importancia… Han sido grandes aliados”.