Porqué tiembla el ministro de Economía de Argentina, Prat-Gay.

29 de junio de 2016

29 de junio de 2016 — Alfonso Prat-Gay, Ministro de Economía de Argentina y ex ejecutivo de JPMorgan, es una mata de nervios en estos días. Tal vez pudo respirar con un poco de tranquilidad cuando logró con la ayuda del Presidente Mauricio Macri, clausurar las investigaciones locales al HSBC (banco de Narcotráfico SA), al JPMorgan, y a otros grandes bancos extranjeros, por evasión de impuestos y lavado de dinero, delitos en los cuales el mismo Prat-Gay está implicado. A mediados del 2015, su nombre resaltó en el caso de las 4040 cuentas bancarias argentinas no registradas en la sucursal del HSBC en Ginebra, entre quienes se encontraba también la magnate empresario Amalia Fortabat, de quien Prat-Gay era agente y asesor financiero.

Ahora, con la extradición a Nueva York el 22 de junio de Hernán Arbizu, ex ejecutivo de JPMorgan y del Union Bank de Suiza (UBS), para Prat-Gay la situación se ha complicado. Como banquero, Arbizu, estaba vinculado a clientes ricos y los ayudó a evadir impuestos y a que sacaran de sus países grandes cantidades de dinero para ser colocados en paraísos fiscales y en cuentas bancarias extraterritoriales. Pero en el 2008, se decidió a confesar y comenzó a dar detalles de cómo el banco JPMorgan y otros de su calaña (como el HSBC, UBS, BNP Paribas, etc) llevaban a cabo sus operaciones ilegales. Cuando habló en mayo del 2015 ante una comisión bicameral del Congreso de Argentina que investiga crímenes bancarios, Arbizu le dijo a un legislador que entonces era cercano al alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri: “Yo puedo como mínimo mencionar a 10 banqueros con los que Prat-Gay trabajó para sacar dinero del país”.

El 16 de junio, Arbizu, quien está acusado de malversación de fondos y de fraude bancario en Estados Unidos, se entregó tranquilamente a la autoridades argentinas, y luego de su extradición, dio testimonio el 24 de junio ante un fiscal en Manhattan por 5 horas, para comenzar a revelar la metodología de los grandes bancos para no pagar impuestos y para lavar dinero, posiblemente a cambio de una negociación por su declaración de culpabilidad. Los fiscales estadounidenses, en especial, están interesados en operaciones que involucran a bancos de Estados Unidos, y en la triangulación de fondos entre Suiza, Argentina y Estados Unidos, algo de lo cual Arbizu tiene mucho conocimiento. El se llevó a Nueva York 60 libras de documentos como evidencia.

Según los periódicos argentinos Página 12 y LetraP, no es solo el nombre de Prat-Gay que aparece como uno de los “facilitadores” para evadir los impuestos, sino además figuras poderosas de la coalición de Cambiemos, partido político del Presidente Mauricio Macri. Página 12 señaló el 26 de junio que una puerta que Prat-Gay creyó que ya estaba cerrada en Buenos Aires, se ha abierto en Nueva York. Casualmente, cuando tanto Prat-Gay como Arbizu se estaban preparando para tomar el mismo vuelo a Nueva York, el 22 de junio, Arbizu le dijo a Prat-Gay, “Pronto nos estaremos viendo de nuevo”.