Putin y Erdogan en proceso de normalizar relaciones diplomáticas

30 de junio de 2016

30 de junio de 2016 — Luego de sostener una conversación telefónica durante 45 minutos el 29 de junio, el Presidente turco Recep Tayyip Erdogan y el Presidente ruso Vladimir Putin, acordaron normalizar las relaciones entre los dos países, después de que, en noviembre pasado, Turquía derribara un avión ruso que volaba sobre espacio aéreo sirio.

“Nuestro Presidente y Putin, Presidente de la Federación Rusa, han subrayado la importancia de normalizar las relaciones bilaterales entre Turquía y Rusia” dice el comunicado final dado a conocer por la oficina de Erdogan el 29 de junio, después de una larga conversación telefónica que fuentes de la Presidencia describieron como “positiva y productiva”, dijo Hurriyet Daily News.

También estuvieron de acuerdo en la importancia de la cooperación frente a las crisis políticas, económicas y humanitarias regionales y en el combate al terrorismo, según el comunicado final, el cual agrega que Putin condenó el ataque terrorista en el aeropuerto de Estambul el 28 de junio y ofreció sus condolencias al pueblo de Turquía.

Una declaración del Kremlin dice que el Presidente Putin le ordenará a su gobierno que empiece las negociaciones para restablecer la cooperación comercial bilateral con Turquía, y dice que el Presidente ruso le dijo a Erdogan durante su conversación telefónica que “Rusia podría levantar las restricciones a los turistas rusos para que visiten Turquía”.

El diario Hurriyet Daily News se aprestó a señalar el momento en que ocurrió el ataque terrorista en Estambul: justo cuando Turquía tomó la importante iniciativa de normalizar relaciones con Rusia, Israel y Egipto. Hurriyet, que no es un periódico a favor del gobierno, dice “sin importar cuál sea la identidad o los objetivos del grupo terrorista detrás del ataque en el aeropuerto, no deja lugar a dudas que los bombazos estaban dirigidos a los esfuerzos de paz de Ankara, si no es que fueron una respuesta directa a estos”.

Además de la iniciativa para normalizar relaciones con Rusia, Hurriyet destaca que menos de 24 horas antes del ataque, Turquía e Israel habían firmado un acuerdo para normalizar sus relaciones después de un rompimiento de 6 años derivado de la incursión de un comando israelí en la flotilla humanitaria Mavi Marmara en mayo del 2010, en donde fueron asesinados 10 activistas turcos a favor de los palestinos, que intentaban romper el bloqueo a Gaza que le tenía Israel. El director general del ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, Dore Gold, y el subsecretario del ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía, Feridun Sinirlioglu, firmaron el acuerdo para normalizar relaciones. El acuerdo estipula que Israel pagará compensaciones, mientras que todos los cargos en Turquía contra los soldados israelíes serán desestimados.

La parte turca dijo que el embargo israelí en Gaza se relajará, si bien no se levantará totalmente. Entre los acuerdos se incluye también que Turquía acepta construir una nueva planta eléctrica y una planta desalinizadora productora de agua potable.

También, justo un día antes del ataque, el primer ministro turco Binali Yildirim anunció que Turquía estaba lista para normalizar relaciones con Egipto, con quien Turquía de hecho rompió relaciones después de que el Presidente egipcio Abdel Fattahg el-Sisi sacara al Presidente Mohammed Morsi, un agente de la Hermandad Musulmana, en julio del 2013.

El siguiente paso en la normalización de las relaciones ruso-turcas será una reunión entre el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía Mevlüt Cavusoglu y su homólogo ruso, Sergey Lavrov, el 1 de julio en el marco de la reunión de la organización Cooperación Económica Mar Negro (CEMN) en Sochi.

El jefe de redacción del Hurriyet Murat Yetkin escribió en la edición de ayer que las pláticas entre representantes turcos y rusos, entre ellos empresarios turcos con vínculos empresariales importantes en Rusia, fueron claves en el reacercamiento de los dos países a partir del mes pasado. También estuvieron involucrados en las negociaciones los representantes de los servicios de inteligencia turco y ruso —el MIT y FSB respectivamente— cuyo interés principal es el combate al terrorismo, en especial las actividades del Estado Islámico en Siria.

La normalización de las relaciones diplomáticas turco rusas se aceleró luego de que el Presidente turco Recep Tayyip Erdogan le enviara una carta el lunes 27 de junio al Presidente ruso Vladimir Putin, disculpándose por el derribo del avión militar ruso y el asesinato de su piloto en noviembre pasado. Después del incidente, Rusia había impuesto sanciones comerciales y de turismo en contra de Turquía y le había advertido que a menos que se disculparan, las relaciones entre las dos naciones iban a funcionar al mínimo. Las sanciones de Moscú afectaron severamente a la economía y al turismo turcos, en tanto que la política de Turquía hacia Siria y otros países en la región la estaban aislando cada vez más de toda la región.

La carta se enfoca en la muerte de Oleg Peshkov, el piloto ruso que fue asesinado cuando descendía en paracaídas después de que su avión fue alcanzado por el fuego turco. "Nosotros nunca tuvimos el deseo o la intención deliberada de derribar el avión de la Federación Rusa" dice Erdogan. Las autoridades turcas se esforzaron al máximo para recuperar su cuerpo y llevarlo a Turquía con todos los honores, explicó, después de disculparse y enviar sus condolencias a la familia y a Rusia. El primer ministro turco Binali Yaldirim le dijo a la red televisiva TRT que "de ser necesario", Turquía esta también dispuesta a pagarle compensaciones a Rusia por el derribo del avión.