Helga Zepp-LaRouche a Xinhua: Una Franja Una Ruta "superará las confrontaciones geopolíticas que amenazan" con una guerra mundial

6 de julio de 2016

5 de julio de 2016 —En un artículo titulado "La iniciativa de Una Franja Una Ruta trae nuevas oportunidades a la cooperación entre China y Estados Unidos", que fue publicado por Xinhua el 5 de julio, Helga Zepp-LaRouche, fundadora y presidente del Instituto Schiller, respalda la iniciativa de Una Franja Una Ruta, y señal que "desde mi punto de vista, esta iniciativa es la propuesta estratégica más importante en el planeta". Más adelante ella dijo que la iniciativa de Una Franja Una Ruta se sustenta en la cooperación en que "todos ganan" y supera las confrontaciones geopolíticas que amenazan con "llevar al mundo al borde de una guerra. Tiene el potencial para ayudarle al mundo a deshacerse de las crisis actuales por las que atraviesa... Esto es de vital importancia para Europa. Ahora mismo, si no se desarrolla al Oriente Medio, al Sudoeste de Asia, a África, el número de refugiados va a ser cada vez mayor".

El artículo también cita a Gu Xuewu, director del Centro para Estudios Globales de la Universidad de Bonn, Alemania, que dijo que "la iniciativa va ha crear oportunidades para el desarrollo de nueva riqueza en el enorme continente euroasiático y sus mares. No se puede subestimar su importancia". Para la cooperación entre China y Estados Unidos, dije Xuewu, también implica grandes oportunidades, informó Xinhua.

Asimismo, el artículo cita a Benno Bunse, director ejecutivo de Germany Trade & Invest, agencia alemana de desarrollo económico, que afirma que "la iniciativa de Una Franja Una Ruta puede ayudar a fortalecer las relaciones comerciales entre China y Europa al establecer nuevas rutas de transporte y mejorar el ambiente de inversiones a lo largo del la nueva Ruta de la Seda; por ejemplo, las compañías de comercio alemanas pueden beneficiarse con las nuevas y más eficientes rutas logísticas entre China y Europa en el Nuevo Puente Terrestre Eurasiático. Las inversiones que se hagan en países a lo largo de la nueva Ruta de la Seda, como Kazajstán, Irán, India o Sri Lanka, puede ayudar a abrir nuevos mercados".