Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

O la humanidad crea un Nuevo Paradigma, o estará condenada

8 de julio de 2016
El voto del Brexit demuestra la desconexión de las élites con la población. ¿Nos atreveremos a crear un Nuevo Paradigma para el futuro de la humanidad, o dejaremos pasar este gran momento? [flickr/linuxeomboy]

7 de julio de 2016 — En la víspera de la premonitora cumbre de la OTAN en Polonia el 8 y 9 de julio, que muy bien podría resultar en el detonante de la guerra termonuclear global, todo el sistema financiero transatlántico se está cayendo a pedazos. Luego del Brexit, la libra esterlina se cayó a su nivel más bajo en 30 años; media docena de fondos especulativos de bienes raíces "con valor de" 20 mil millones de dólares, dejaron de hacer transacciones para detener las corridas de pánico; y los bancos en toda Europa —no solo en Italia— enfrentan una bancarrota inminente y están desesperadamente pidiendo liquidez adicional sin límites, solo para mantenerse a flote.

El Banco de Inglaterra, junto con todos los bancos centrales del sistema transatlántico, llegaron al nivel de pánico y están anunciando nuevas formas de bombear al sistema un chorro sin fin de fondos sin valor, mientras relajan los términos sobre los cuales los bancos pueden echarse encima todavía más de los ya billones en derivados financieros, exactamente lo opuesto de la solución que implica la ley Glass-Steagall y que es lo que se requiere.

Hoy Lyndon LaRouche atacó fuertemente esta locura como un "desastre de política, que no llevará a otra cosa sino a una bancarrota total de todo el sistema británico".

En lo político, toda la Unión Europea y sus instituciones se están desmoronando. Las élites no tienen ninguna idea de qué hacer, y están desconectadas de la realidad que sus programas han desatado, la amenazante guerra termonuclear, el terrorismo satánico desatado, y la desintegración económica; y del odio creciente y la rabia que le tiene a las élites la población víctima de esos programas. El mismo proceso caracteriza a Estados Unidos bajo Obama.

Debería ser evidente que la continuación de esos programas por el tiempo que sea llevará a la humanidad a una catástrofe. O hacemos posible las metas comunes de la humanidad y creamos un Nuevo Paradigma, o la humanidad estará condenada, recalcó hoy Helga Zepp-LaRouche. Eso fue el mensaje central de la conferencia del Instituto Schiller en Berlín, Alemania, el 25 y 26 de julio, y es la perspectiva que debe infundir cada aspecto de nuestras actividades, en cada discusión que tengamos en cualquier parte del planeta en la que nos encontremos. No hay solución para las partes, sin la solución para el todo; la unidad precede a la diversidad, sea que el imperio británico quiera o no quiera aceptar ese principio universal.

Si la gente piensa de modo diferente, que el hombre es esencialmente un animal que primero que nada se preocupa de su propio pellejo; y si actúan —o dejan de actuar— en base a eso, entonces estamos viendo el fin de la civilización. Una nueva forma de pensar, una nueva imagen del hombre creativo, un Nuevo Paradigma es la única opción.

Como planteó la cuestión Helga Zepp-LaRouche en una conferencia de prensa en Washington, DC, el miércoles 6, que llevó a cabo el Instituto para Estudios Financieros Chongyang y el Instituto Nacional de Estudios del Mar Meridional de China:

"Hay muchos expertos militares internacionalmente que están alertando que la situación hoy es más peligrosa que en el punto más álgido de la Guerra Fría. Es más, estamos a punto de experimentar otro colapso financiero peor que el del 2008. Yo creo que las actividades terroristas, especialmente en las dos semanas recientes, en Bangladesh, Turquía, Indonesia, y en países europeos, muestra claramente que el terrorismo está fuera de control. Y de hecho con el Brexit, la Unión Europea está en proceso de desintegración, muy dramáticamente.

"De manera que mi pregunta es: ¿Puede la humanidad dejar de elevarse para llegar a un nivel superior de cooperación y buscar un Nuevo Paradigma en el que derrotemos a la geopolítica y la reemplacemos por los intereses comunes de la humanidad? Es decir, el mundo tiene una necesidad urgente de que Estados Unidos y China trabajen juntos, porque yo creo que si estos dos países no unen sus manos, todo el planeta estará en problemas. De modo que la pregunta es: ¿Puede el mundo moverse hacia un Nuevo Paradigma de cooperación pacífica para lograr las tareas futuras de la humanidad?".