La cumbre de la OTAN: el teatro del absurdo

12 de julio de 2016

12 de junio de 2016 — La revista sobre relaciones internacionales The National Interest publicó el 8 de julio un comentario de Henry Sapolsky, ex director del Programa de Estudios de Seguridad del MIT, y de Elizabeth S. Barnes, estudiante de relaciones internacionales, quienes caracterizaron a la cumbre de la OTAN en Varsovia como un Teatro del Absurdo. "Rusia solo tiene una población de 143 millones. No está a punto de invadir algún país de la OTAN y correr el riesgo de una guerra con una alianza que tiene una población conjunta de casi 900 millones, y que está construida en torno al poderío considerablemente superior de Estados Unidos, y que tiene acceso a las capacidades industriales de Europa y de Norteamérica", señalan. El plan para poner cuatro batallones en Polonia y en los Estados del Báltico no es nada más que una "garantía barata", cuando la defensa de los Estados del Báltico se garantizaría mucho más eficazmente dando un trato justo y una integración efectiva a las minorías rusas de esos Estados, algo que la OTAN siempre elude discutir.

Sapolsky y Barnes también denuncian la meta del 2% del PNB para gastos de defensa como algo insignificante. 'La meta del 2% es una concesión a partes del público estadounidense —que ahora incluye a Barack Obama y a Donald Trump—que se queja de que los aliados de la OTAN se montan gratis sobre las espaldas de las fuerzas armadas y los contribuyentes estadounidenses", señalan. "Pero para el Presidente Obama y para las instituciones de la política exterior estadounidense, si no es que también para Donald Trump, en realidad no importa cuanto contribuyan los aliados para su propia defensa o que tan insignificantes son las cosas en esta u otra esquina de Europa, Estados Unidos quiere estar al cargo de la seguridad europea y pagará lo que cueste hacerlo", agregan. Concluyen con un sarcástico comentario sobre la adición de Montenegro a la Alianza: "Según el Artículo 5 del tratado de la OTAN, Estados Unidos se compromete a defender a Montenegro, y Montenegro tiene nuestro respaldo también".