Presidente Duterte de Filipinas: "la guerra no es una opción"; el ex Presidente Ramos va a China a sostener conversaciones

15 de julio de 2016

15 de julio de 2016 -– Durante la cena de reconocimiento en su honor que se realizó en Manila el 14 de junio, el nuevo presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, se refirió por primera vez en fuertes términos al fallo del Tribunal de Arbitraje de La Haya en contra de China.

"La guerra no es una opción", dijo claramente. "Así que ¿cual es la otra opción? Pláticas pacíficas. No les puedo dar todos los pormenores ahora. Quiero consultar a varias personas, entre ellas al Presidente Ramos. Yo quisiera pedirle respetuosamente que fuera a China e iniciara las conversaciones".

El ex Presidente (y general) Fidel Ramos, quien estaba entre los asistentes dijo que tenía que tomar en consideración su edad (88 años) pero que lo hablaría con Duterte.

Aunque Ramos tiene la triste fama de haber sido el principal sicario de George Shultz en el golpe de Estado orquestado en Washington en contra del último presidente nacionalista de las Filipinas, Ferdinand Marcos, en 1986, es también lo que se llama un "realista" que se opone a la histeria contra China en las Filipinas. El ha dicho que las Filipinas se están autodestruyendo económicamente, dado que China es la única fuente de verdadero apoyo para el desarrollo. Ramos fue uno de los fundadores del Foro Boao para Asia (llamado "Davos Este") que se celebran en China cada año.

Duterte también habló de las implicaciones económicas de la decisión del Tribunal de la Haya, que aunque se presenta como favorable a Las Filipinas, en realidad es muy dañino para los esfuerzos de Duterte de reestablecer relaciones con China e integrar a su nación a los planes de desarrollo de la Nueva Ruta de la Seda Marítima de China ("todos ganamos"), que incluyen el desarrollo conjunto del Mar de China Meridional.

Duterte advirtió que el fallo podría perturbar el comercio con China, "hasta la cobertura de seguros de fletes, botes y barcos ahí. Le crearía otro problema a nuestra economía".