China advierte: el G20 tiene que ponerle fin al dominio del monetarismo sobre el sistema económico y financiero mundial, antes de que estalle

25 de agosto de 2016

24 de agosto de 2016 — La agencia de noticias de China, Xinhua publicó hoy varios artículos que plantean explícitamente la necesidad urgente de “reformar” al sistema económico y financiero internacional en la cumbre del G20, frente crisis tales como “un posible desplome de la zona del euro”, el cual, según señala Xinhua “se espera que tenga un impacto sobre la economía mundial”. La cumbre de jefes de Estado de las naciones miembros del G20 se llevará a cabo el 4 y 5 de septiembre en Hangzhou, China.

Los cables de Xinhua hacen referencia al reciente informe del FMI que proyecta un estancamiento de largo plazo en los países en desarrollo bajo el sistema actual, aunque después cita los comentarios del ex presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, en entrevista con Bloomberg Radio que salió al aire el fin de semana pasado, en el sentido de que él espera que la zona del euro “se va a desintegrar”, a manera de señalar los peligros inminentes más grandes.

“Dicha tragedia podría convertirse en realidad producto de la incapacidad de las economías desarrolladas de superar la brecha cada vez mayor entre los ricos y los pobres nacionalmente, reducir las cargas de la deuda y reanudar la pujanza y la vitalidad del desarrollo, después de la crisis financiera global del 2008” escribe Xinhua. Estas insuficiencias han “llevado al escepticismo y han generado críticas al neoliberalismo promovido por Estados Unidos, lo cual revela una falta de ideas y de medidas para hacer que avance la economía global”.

Xinhua identifica el monetarismo como el mal que se debe reemplazar por el crecimiento, y agrega que “la excesiva dependencia en la política monetaria, en especial en algunos países desarrollados, ha llevado a la inestabilidad macroeconómica y financiera en todos lados. El uso de políticas fiscales ha sido también restrictiva en algunos países debido a los altos niveles de endeudamiento... Si bien las políticas fiscal y monetaria pueden abordar las fluctuaciones a corto plazo, se necesita una estrategia de largo plazo para mejorar el nivel de malestar actual que permea en la economía mundial. Las reformas, en especial los ajustes estructurales, tienen que incorporarse en el marco político actual para crear un entorno fértil para el crecimiento” señala Xinhua en un artículo titulado “Cumbre del G20 en China, una plataforma de lanzamiento para la economía global”.

Todas las naciones del G20 (nótese que China está movilizando naciones no “mercados”, como la solución) merecen tener y deben tener un papel más importante en el manejo de la economía mundial. “China va a utilizar la conferencia [del G-20] para estimular el diálogo entre países desarrollados y en vías de desarrollo en torno al potencial de fomentar el crecimiento mediante reformas e innovaciones... Innovaciones caracterizadas por la tecnología y nuevos productos y modelos de negocios, que van a crear nuevas oportunidades de consumo y nuevas tendencias...”.

En otro cable, Xinhua escribió que expertos esperan que el necesario nuevo orden económico “conduzca a una participación justa de los beneficios provenientes del desarrollo global, tales como la transferencia de nuevas tecnologías a los países en desarrollo, y para proporcionar los canales para que fluya la capacidad de producción y las inversiones a los lugares en que tanto se necesita”.

La cumbre del G20 será solo el comienzo. "El viaje va a estar plagado de obstáculos. Para enfrentar con éxito el bajo crecimiento, las naciones deben tener fe en la cooperación, la implementación y, algunas veces, en las reformas dolorosas. Aunque, quizás sea tragar una píldora amarga, los resultados hablarán por sí mismos", señaló el servicio de cables chino.