Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Obama es un fracaso. ¡El mundo necesita una nueva arquitectura financiera, ya!

2 de septiembre de 2016

2 de septiembre de 2016 — Hay que sacar a Obama de su puesto —no importa cuanto tiempo le quede para completar su período— si es que va a haber una nueva presidencia que funcione en Estados Unidos en el período próximo. Su Presidencia ha sido un fracaso, que está causando estragos, muertes y caos en Estados Unidos y en el mundo, por medio de guerras ilegales, rescates financieros, ataques con aviones robot, la destrucción del servicio de salud, muertes causadas por las drogas, el desempleo, y la patología psicótica de Obama mismo. En tanto las naciones de Eurasia, bajo el liderato del Presidente Vladimir Putin construyen un nuevo sistema estratégico y económico, habría que condenar a Obama por lo que es, un miserable fracaso y un sirviente de la moribunda monarquía británica.

El flanco crucial para evitar un guerra mundial nuclear y el caos financiero consecuencia de la fallida Presidencia de Obama, es el desarrollo de una nueva arquitectura financiera, y este será el tema de discusión más importante entre los líderes del mundo durante las varias cumbres internacionales que sucederán en los meses de septiembre y octubre.

El Presidente de China, Xi Jinping, tiene el propósito de poner en el orden del día la cuestión decisiva de un nuevo sistema en la próxima cumbre del G20 en Hangzhou, China. La prensa oficial china, junto con connotados analistas rusos, ha dejado en claro que cualquier nuevo sistema viable como ese tiene que incluir a Estados Unidos; eso quiere decir que Estados Unidos debe abandonar sus ilusiones de reinar sobre un mundo unipolar, que además ya no existe, y comenzar a colaborar con las naciones más destacadas por un nuevo sistema económico justo.

Lo más importante de todo es la colaboración que está sucediendo entre el liderato de Rusia y de China en torno a un nuevo sistema económico y los cambios estructurales urgentes al sistema financiero global. El 24 de agosto, la agencia de noticias china, Xinhua, publicó una nota titulada “Entrevista: Rusia y China deberían cooperar dentro del G20 para enfrentar los retos”, sobre una entrevista con Andrey Kortunov, director general del Consejo Ruso de Relaciones Internacionales, una entidad vinculada al Ministerio de Relaciones Exteriores ruso. En esa entrevista, Kortunov dice: “Mientras más tarden en implementar esas reformas, el riesgo de que sucedan nuevas crisis va ha ser mayor y también la inestabilidad en la economía mundial”. Y más adelante añade: “Si hoy Pekín y Moscú le ofrecen su concepto de estabilidad a la comunidad internacional, no son solo palabras vacías, sino propuestas que se sustentan en muchas experiencias exitosas”.

No puede haber un éxito verdadero de crecimiento económico global y de largo plazo, sin una nueva arquitectura financiera, y esto requiere de la participación del verdadero Estados Unidos, eso es, sin Obama. Esto Kortunov lo reconoce de manera implícita, cuando señala que Estados Unidos puede ser “un socio complejo, y a veces impredecible”, y sin embargo, agrega, “tanto Rusia como China deberían de manera congruente buscar el terreno común con Washington, y evitar las crisis, sin hacer concesiones en materia de principios”.

Hay una visión ahora cada vez más generalizada entre las élites transatlánticas de que Europa y Estados Unidos están justo al borde de una desintegración financiera, de una magnitud igual a su estado de negación sobre las consecuencias globales y del derrumbe del dominio occidental.

Ahora que la clase política y financiera está cada vez más desacreditada, la única opción que queda es que se restaure de inmediato la separación total de la banca mediante la Ley Glass-Steagall en Estados Unidos y con medidas idénticas en toda Europa. Después, un jubileo para eliminar las deudas a las naciones en desarrollo, como planteaba Alfred Herrhausen en 1989, y la extensión de créditos de largo plazo para el desarrollo industrial y científico, serían algunos de los primeros pasos indispensables para avanzar hacia la creación de una nueva arquitectura financiera, y el requisito para un nuevo paradigma cultural para toda la humanidad.

Los fundamentos para una nueva arquitectura financiera y económica global ya están bien establecidas, por medio de la creciente integración de Eurasia, la cooperación entre la Unión Económica Eurasiática, la Organización de Cooperación de Shangai, el BRICS, el ANSEA, y demás. La iniciativa de China de “Una franja, una ruta”, basada en el concepto original de Lyndon LaRouche y Helga Zepp-LaRouche del Puente Terrestre Euroasiático (de mediados de la década de 1990), es el principio en el que se fundamenta este desarrollo de Eurasia y el potencial desarrollo a nivel global.

Como dijera una vez el ex Presidente de México, José López Portillo, “Ya es hora de escuchar las sabias palabras de Lyndon LaRouche”.

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

MATERIAL DE APOYO


Cristina Fernández de Kirchner identifica al BRICS como el blanco estratégico del golpe de Estado contra Rousseff

2 de septiembre de 2016 — En declaraciones que dio la ex Presidente de Argentina Cristina Fernández de Kirchner, a Radio 10 y al periódico Página 12 de Argentina el pasado 31 de agosto, luego de que se consumara ese mismo día el golpe de Estado “judicial” contra de la Presidente de Brasil Dilma Rousseff, calificó con gran exactitud ese golpe de Estado como “un elemento de desestabilización regional que viene de sectores económicos concentrados internos y externos también”, que están muy descontentos porque Dilma Rousseff reunió a toda Sudamérica con el BRICS en la Cumbre de Fortaleza, Brasil, en julio del 2014.

En entrevista con Radio 10, por Roberto Navarro, presentador del programa de televisión Economía Política, Cristina señaló que Brasil, Argentina, Ecuador y otras naciones, están bajo ataque por haber adoptado una política de relaciones exteriores más independiente, y por aliarse a Rusia y a China. Cuando Navarro le preguntó si ella se refería a que Estados Unidos estaba reaccionando a la política de relaciones exteriores adoptada por Dilma, por ella misma y por otros, ella recalcó que “esa reunión que Dilma hizo en Brasilia del Mercosur con los BRICS no debe haber caído muy bien” a las “potencias extracontinentales” que están detrás del golpe contra Dilma Rousseff.

“Estamos viviendo un momento de desestabilización regional”, le dijo a Navarro. “Las superpotencias” responsables del golpe, están orquestando “una estrategia dura contra los gobiernos populares” y sus líderes (una evaluación con la cual Lyndon LaRouche, estadista estadounidense, coincidió hoy totalmente).



Macri, de Argentina, en el banquillo de los acusados; investigación de los "Papeles de Panamá" le saca más trapos sucios

2 de septiembre de 2016 — Los principales periódicos y canales de televisión argentinos, con muy pocas excepciones, han tenido el cuidado de no mencionar que las investigaciones oficiales de las actividades extra-jurisdiccionales del Presidente Mauricio Macri, que han aparecido en los "Papeles de Panamá", se han ampliado de manera significativa, en tanto se obtienen mayores evidencias del tamaño de sus oscuros negocios. Esto posiblemente, junto con la desintegración de la economía, la inflación galopante, el elevado desempleo, y el malestar social en aumento, explica la sensación de pánico y paranoia que muestra a menudo el Presidente de Argentina.

Informaciones presentadas por el periodista investigador Orlando Ezequiel en el programa de televisión Economía Política, y también por varios de los periodistas investigadores del periódico Página 12, demuestran que la compañía de las Bahamas llamada Fleg Trading, Ltd. —de la cual Macri y dos de sus hermanos eran directores ejecutivos— fue utilizada para crear varias compañías de fachada en Brasil para lavar $9.3 millones de dólares. Esto lo hicieron a través de las firmas Owners do Brasil y Socma Americana, propiedad de Macri; esta última le vendió el 99% de las acciones de Owners do Brasil a Fleg Trading por $9.3 millones de dólares. Pero como dijo el procurador Federico Delgado, según informó el 26 de agosto Página 12, "están en juego aproximadamente $9 millones de dólares cuyo origen todavía tenemos que descubrir". El fiscal afirmó que Fleg era claramente "la compañía madre de todas las otras".

Hasta ahora, en la investigación no hay evidencia de que ninguna de las transacciones de "negocios" de Macri se hubiesen registrado alguna vez en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), o que aparezcan en alguna declaración financiera jurada. De hecho, Macri mintió cuando dijo que Fleg Trading, Ltd. no duró mucho tiempo y que inclusive a él se le había "olvidado" que era uno de los directores ejecutivos. El procurador Delgado pidió todos los documentos oficiales que tengan que ver con los flujos de dinero desde las cuentas bancarias de Macri comenzando desde 1998, cuando crearon a Fleg, y también en donde se refleje cualquier viaje que hubiese hecho a Brasil.

Sebastian Casanell, el juez que preside la causa, según Página 12, dijo que es posible que llame al Cuerpo de Peritos Contadores Oficiales que es una dependencia técnica del sistema de justicia de la nación, para que examinen los documentos oficiales que el tiene a la mano. Hay investigadores que indican que muy a pesar del encubrimiento de la prensa, este caso está avanzando, a pesar de que el procurador Delgado señala lo complejo del mismo, en vista del número de compañías ficticias que se derivaron de las compañías que eran propiedad de Macri (al menos seis de ellas) obviamente para hacer que el descubrimiento del origen de los $9.3 millones de dólares fuera mucho más difícil.



Con el golpe de Estado judicial contra la Presidente de Brasil, los violadores financieros ganan una batalla, no la guerra

1 de septiembre de 2016 — Al dejar el Palacio Presidencial de la Alvorada, luego de que el senado brasileño votó 61 contra 20 para hacerle un juicio político en base a cargos espurios de delitos que no cometió, la Presidente Dilma Rouseff dejó muy claro que la pelea por Brasil no ha terminado sino que se intensificará:

“El proyecto nacional, progresista, inclusivo y democrático que yo represento ha sido interrumpido por una poderosa fuerza conservadora y reaccionaria... Ellos van a secuestrar las instituciones del Estado para colocarlas al servicio del más radical liberalismo económico y del retroceso social... Escuchen bien: ellos piensan que nos han vencido, pero están equivocados. Yo se que todos vamos a dar la pelea... Vamos a regresar y seguiremos hacia un Brasil en el que el pueblo sea el soberano”. Luego citó al antropólogo brasileño Darcy Ribeiro: “No nos gustaría estar en el lugar de quienes se creen los vencedores. La Historia será implacable con ellos”.

Por toda Suramérica, se reconoce cada vez mas que son los “violadores” financieros, como los califica Lyndon LaRouche, los que orquestaron este golpe judicial en contra de Brasil. Cristina Fernández de Kirchner, ex Presidente de Argentina, en su cuenta de Twitter afirmo: “América del Sur es otra vez laboratorio de la derecha más extrema; se consumó en Brasil el golpe institucional: una nueva forma de violentar la soberanía popular”.

Ahora que Michel Temer será juramentado como Presidente, los gobiernos de Ecuador y Bolivia retiraron a sus embajadores.

Durante el debate en el senado, el senador Roberto Requiao, del estado de Paraná, afirmó que los “buitres y cuervos” financieros y geopolíticos están detrás del golpe de Estado que busca congelar por 20 años los gastos e inversiones para la salud, la sanidad, la educación, la infraestructura, la vivienda, y la seguridad pública, en tanto que garantizará el pago de los intereses de la deuda, y privatizará el patrimonio nacional de la producción de energía, los minerales, la agricultura, las manufacturas y el patrimonio tecnológico. Le advirtió a los que aprobaron el enjuiciamiento político que están jugando con fuego: ¿Están ustedes “preparados para una guerra civil? ¿No lo están? Bueno entonces comiencen a cavar sus trincheras, porque el conflicto va a ser inevitable. Los brasileños que probaron el placer de los adelantos sociales por algunos años no van a regresar de manera sumisa a sus celdas de esclavos”, afirmó.

La subprocuradora general del Brasil, Ela Wiecko, renunció al cargo en la víspera de la votación como protesta en contra del “golpe”, y le dijo a la revista Veja que “hay mucha gente que piensa como yo dentro de la institución”.

Se introdujo un giro inesperado en este sórdido embrollo en las últimas horas del juicio político, cuando el presidente de la Corte Suprema, que presidió el juicio, aceptó la propuesta que hizo el PT, partido de Dilma, de que se hicieran dos votaciones: la primera sobre el juicio político, y la segunda sobre si se le quitaban o no a Dilma todos sus derechos políticos por 8 años, como se especifica en esos casos. La segunda votación que también necesitaba 54 votos para ser aprobada, fue de 42 votos a favor y 31 en contra, y tres abstenciones, de modo que no pasó, lo cual quedó como un reconocimiento implícito de que, en realidad, la ex Presidente no cometió ningún delito.