Presidente Xi abre el diálogo entre las naciones del G20

6 de septiembre de 2016

6 de septiembre de 2016 — En sus comentarios durante la inauguración de la reunión del G20, el Presidente Xi Jinping reiteró algunos de los planteamientos importantes que había hecho el día anterior en la reunión de dirigentes empresariales que asistían a la reunión Business 20, donde subrayó el hecho de que el mundo enfrenta una encrucijada importante en donde las decisiones que se tomen en la Cumbre de Hangzhou van a ser absolutamente decisivas para definir el rumbo que tome el mundo. A pesar de los esfuerzos hechos para reformar el sistema financiero global, la situación se ha vuelto crítica, dijo Xi, y señaló la contracción en el comercio internacional, el aumento del proteccionismo, el envejecimiento de las poblaciones y la caída en el crecimiento de las poblaciones. "A pesar de las reformas, existen múltiples riesgos", dijo. "El riesgo de un apalancamiento excesivo y de burbujas continua acumulándose".

"El G20 representa a las economías más importantes del mundo y por lo tanto el mundo tiene grandes esperanzas en las soluciones que vaya a aportar Hongzhou", agregó. Luego reiteró los cuatro puntos que ya había planteado anteriormente ante los líderes empresariales. "Tenemos que fortalecer una coordinación sobre decisiones políticas y mantener la estabilidad financiera. Tenemos que coordinar una política fiscal y una reforma estructural". En segundo lugar, "debemos inaugurar una nueva ruta para el crecimiento" dijo. "El G20 tiene que cambiar su enfoque programático y darle una importancia igual tanto a la gestión corto plazo como de largo plazo. Hemos decidido iniciar un nuevo camino a través de las innovaciones, reforma estructurales, una nueva revolución industrial y el desarrollo de la economía digital", dijo Xi.

"En tercer lugar, debemos mejorar la gobernanza económica global y fortalecer las salvaguardas tradicionales. Tenemos que seguir mejorando el sistema financiero y monetario internacional y el sistema de gobierno de las instituciones financieras internacionales y potenciar cabalmente el papel de los Derechos Especiales de Giro del FMI. Tenemos que fortalecer la red de seguridad financiera global y mejorar la cooperación en la regulación financiera y combatir la corrupción con el fin de mejorar la resistencia de la economía ante los riesgos.

"En cuarto lugar, tenemos que construir una economía global abierta y continuar facilitando y liberalizando el comercio y las inversiones. Debe mejorarse la conectividad mediante la infraestructura para poder incorporar a países en desarrollo y países pequeños y medianos a la cadena de valor.

"En quinto lugar, debemos implementar la Agenda Sustentable 2030". Xi se refirió después de nuevo al crecimiento en el coeficiente Gini [aumento en la desigualdad en el ingreso], y dijo que se tiene que ver esto como una señal de advertencia, y recalcó la "necesidad constante de apoyar a África y a los países menos desarrollados".

Después Xi delineó su propuesta de reforma del G20. Dijo que se tiene que transformar de "un mecanismo de respuesta ante la crisis en un mecanismo de gobernanza de largo plazo" y que "tiene que jugar un papel destacado para enfrentar cualquier crisis económica que se presente". Asimismo, el G20 debe "honrar sus compromisos. El G20 debe ser un equipo de acción en vez de un grupo de conversación, y tiene que desarrollar un plan de acción". El G20 "debe ser una plataforma para la cooperación", dijo. "Debemos mantener y profundizar nuestros compromisos y llegar a ser más incluyentes". Además, "debemos actuar como socios y en la medida en que nos mantengamos juntos vamos a poder navegar la crisis mundial" dijo Xi. "Tenemos que darle dirección al barco gigantesco en un nuevo viaje que va a partir de la costa del río Qiantang [en Hangzhou] hacia el vasto océano" dijo.