Obama exhorta a Filipinas a no ser tan duro en el combate al narcotráfico; sermonea a Duterte sobre cómo "hacer bien las cosas"

11 de septiembre de 2016

9 de septiembre de 2016 – En conversación con los periodistas durante la Cumbre de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ANSEA) en Laos el 8 de septiembre, el Presidente Obama exhortó al Presidente Duterte de las Filipinas, a no ser tan duro en el combate al narcotráfico. Obama hizo esto recurriendo a su acostumbrado lenguaje cifrado imperialista, de que Filipinas debería ceñirse al "estado de derecho" y deberían seguir las "normas internacionales", etc.

Desde que llegó a la Presidencia, Duterte ha actuado para cumplir con lo que era su prioridad establecida: eliminar el narcotráfico en la nación. Obama criticó la mano dura de Duterte contra los narcotraficantes: "Por más despreciables que sean estas redes (criminales) y por más daño que causen, desde nuestra perspectiva es importante garantizar que se haga de la forma correcta".

Obama respondió untuosamente a las preguntas de los reporteros sobre la conversación que él y Duterte sostuvieron en el breve intercambio casual que tuvieron antes de una función del ANSEA. Obama dijo que le dijo al señor Duterte,"que las consecuencias de cuando se hacen las cosas mal, hay gente inocente que resulta herida, y hay un montón de consecuencias imprevistas que no resuelven el problema".

La "forma correcta" de hacer las cosas de Obama, se ve en los cientos de miles de muertos con sus políticas asesinas de guerras, drones, desplome económico interno y agresiones en el extranjero.