Duterte cancela operaciones navales conjuntas EU-Filipinas en el Mar de China Meridional y voltea hacia Rusia y China

14 de septiembre de 2016

14 de septiembre de 2016 — El Presidente filipino Rodrigo Duterte continúa con su lúcido desmantelamiento de las imposiciones militares de Obama sobre su país, instrumentadas durante el anterior gobierno del presidente pelele Aquino. Luego de las declaraciones de Duterte el lunes 12, en el sentido de que todas las Fuerzas Especiales de EU que todavía permanecen en Mindanao se tienen que ir (Estados Unidos no ha recibido todavía la orden oficial), anunció ahora la cancelación del acuerdo de Obama con Aquino de realizar provocadores patrullajes navales conjuntos en las "aguas en disputa" del Mar de China Meridional.

"No nos vamos a unir a ninguna expedición o patrullaje del mar. Yo no lo voy a permitir, porque no quiero que mi país participe en un acto hostil", dijo Duterte durante el discurso pronunciado en el 48 aniversario de la creación del 250avo Philippine Airlift Wing (250ava Unidad Presidencial de Transporte Aéreo) en la Base aérea de Villamor en la ciudad de Psay, según informa el Philippines Inquirer.

"Yo solo quiero que se patrullen nuestras aguas territoriales" dijo. "Nosotros no vamos a patrullar ni nos vamos a unir a ningún otro ejército por ahora, porque no quiero problemas", dijo Duterte. "Yo no quiero adoptar una actitud beligerante ni con China ni con Estados Unidos. Yo solo quiero que patrullemos nuestras aguas territoriales. Nuestro territorio está limitado al límite establecido de 12 millas. Eso es lo nuestro".

Bloomberg informó que Duterte, en discurso televisado el martes frente a oficiales de las Fuerzas Armadas en Manila, dijo que dos países no identificados acordaron conceder a Filipinas un préstamo blando a 25 años para comprar equipo militar. Aunque también anunció que el Secretario de la Defensa Delfín Lorenzana y personal técnico de las Fuerzas Armadas iban a visitar China y Rusia "para ver qué es lo mejor".

El Presidente Duterte reiteró que Filipinas no se va a involucrar en las provocaciones militares de los Estados Unidos en contra de China, y dijo que las Filipinas necesitan aviones de hélice que se puedan utilizar contra la insurgencia y para combatir a los terroristas en Mindanao. Dijo que quiere comprar armas "en donde sean baratas y en donde no vengan atadas a condiciones, y sea transparente. No necesitamos jets F-16; a nosotros eso no nos sirve. No tenemos intenciones de combatir contra ningún país".