Cuestiones sin resolver en los bombazos de Nueva York y de Nueva Jersey

22 de septiembre de 2016

22 de septiembre de 2016 — Ahmad Khan Rahami, de 28 años de edad, acusado de llevar a cabo los bombazos en Manhattan y Nueva Jersey en días recientes, se ajusta a un perfil que ya se ha visto anteriormente. Una transformación completa de la personalidad después de que estuvo 3 meses en Pakistán en el 2011 y un año en Afganistán en el 2013. Rahami regresó a Estados Unidos en el 2014. Transformado en lo que algunos describen como profundamente aislado y "religioso".

Segundo, en la reseña del New York Times se cita a un funcionario policial que trabaja en el caso, quien dice, "si se trabaja partiendo de las premisas de que este tipo fabricó todos estos dispositivos, entonces es un fabricante de bombas bastante bueno. No se aprende a ser tan bueno usando el Internet".

El FBI conocía a Rahami desde el 2014, cuando su papá lo llamó terrorista por apuñalar a su hermano. Estuvo tres meses en prisión pero se levantaron los cargos cuando su papá dijo que lo había calificado de terrorista en un ataque de ira.

La tercera cuestión obvia, que la prensa hasta ahora no ha explicado, es ¿por qué ahora? No hay indicios plausibles de que haya sucedido algo meramente propio de Rahami que explique la colocación de las bombas en la zona de Nueva York y Nueva Jersey.