Li Keqiang en la ONU: "Sin desarrollo, la sustentabilidad no tiene sentido"

23 de septiembre de 2016

22 de septiembre de 2016 — En su intervención ante la Asamblea General de la ONU, el miércoles 21, el primer ministro de China, Li Keqiang, dejó totalmente en claro la visión china de la "agenda de desarrollo sustentable", que quizá incomodó a los cabilderos ambientalistas.

"China está entre los primeros países en presentar planes propios para llevar a cabo la Agenda de Desarrollo Sustentable 2030. El fundamento del desarrollo sustentable es el mismo desarrollo. La sustentabilidad no tiene ningún significado sin el desarrollo", dijo Li. "La causa de muchos problemas en el mundo, entre ellos la pobreza, la crisis de refugiados, las guerras y conflictos, así como también el terrorismo, es la falta de desarrollo. Necesitamos encontrar las raíces causales de estos problemas y resolverlos mediante el desarrollo", señaló. Y tiene que ser "sustentable en todas direcciones", es decir, tanto para el mundo en desarrollo como para el desarrollado, agregó. "Tiene que ser inclusivo e interconectado. Porque si no, el desarrollo se va a detener", dijo Li. También hizo referencias a la Cumbre del G20 en Hangzhou presidida por China, en donde presentó una "política en donde todos ganan en los objetivos sustentables".

Li expresó también su preocupación sobre la tendencia creciente al proteccionismo, con una crítica no tan velada a la campaña de Donald Trump en Estados Unidos: "La globalización enfrenta fuertes vientos en contra", dijo Li. China continuará con su política de apertura, señaló. Pero para avanzar el desarrollo sustentable, "tenemos que mantener los principios de la Carta de las Naciones Unidas" y "apoyar el papel dirigente de la ONU en los asuntos globales".

"En la resolución de las crisis, el mundo tiene que confiar en el diálogo en vez de las alianzas", dijo Li. "Con el transcurso del tiempo se ha demostrado que las soluciones militares solo pueden llevar a más odio y violencia. Nadie gana de esta manera. Todas las partes encontradas en los conflictos regionales deben abandonar la mentalidad de suma cero, resolver sus conflictos mediante el diálogo, resolver sus diferencias mediante negociaciones y buscar la reconciliación con el espíritu de una mentalidad de perdón".

Sobre Siria hizo un llamado a una solución política del conflicto.