Conoce al cabildo saudí de traidores

26 de septiembre de 2016

26 de septiembre de 2016 — El periódico The Hill, de amplia circulación en el Capitolio estadounidense, y otras publicaciones más han aportado un mapa de lo que se podría calificar muy adecuadamente como el cabildo de los traidores por Arabia Saudita, el cual se ha desplegado desde el fin de semana pasado en el Congreso de Estados Unidos para proteger a los autores de los ataques del 11-S y todo el demás terrorismo yihadista subsecuente.

The Hill señala que los saudíes ampliaron sus operaciones de cabildeo en Washington a $9.4 millones de dólares en 2015, y ahora aumentaron más sus gastos para contratar a varias firmas de cabildeo este año para que trabajen para ellos. Uno de los más destacados es el grupo Squire Patton Boggs, el cual acaba de firmar un contrato por un año con la monarquía saudí por valor de $100,000 dólares al mes, y la firma ya ha asignado a dos ex senadores estadounidenses (Trent Lott y John Breaux) para encabezar el esfuerzo a favor de los criminales saudíes. Este contrato, y otros como el que hicieron con Glover Park Group, se hizo a través del Centro para Estudios y Asuntos Mediáticos de la Corte Real Saudí, de acuerdo a la reseña de The Hill. Contrataron un total de siete nuevas firmas de cabildeo en los últimos meses, desde que los saudíes se percataron de que se habían convertido en un objeto de odio para el público estadounidense y para mucha gente en Washington, fuera de la Casa Blanca de Obama, por supuesto.

Lo que va a averiguar pronto EIR es si este ejército de traficantes de influencias se ha registrado, como lo exige la ley, en la Oficina de Registro de Agentes Extranjeros del Departamento de Justicia, la cual mantiene un registro público de los agentes foráneos.

Dado que el nuevo contrato con Squire Patton Boggs cubre los próximos 12 meses, cabe pensar que los saudíes no confían en que podrán sostener el traidor veto de Obama contra la ley JASTA, y que van a enfrentar muchos más problemas en el año próximo.

Lo que va a averiguar pronto EIR es si este ejército de traficantes de influencias se ha registrado, como lo exige la ley, en la Oficina de Registro de Agentes Extranjeros del Departamento de Justicia, la cual mantiene un registro público de los agentes foráneos.

Dado que el nuevo contrato con Squire Patton Boggs cubre los próximos 12 meses, cabe pensar que los saudíes no confían en que podrán sostener el traidor veto de Obama contra la ley JASTA, y que van a enfrentar muchos más problemas en el año próximo.