El gobierno colombiano firma el acuerdo de "paz" con las FARC para avanzar con la legalización de las drogas

29 de septiembre de 2016

28 de septiembre de 2016 – Este lunes 26 de septiembre, el gobierno del Presidente Santos de Colombia, firmó un supuesto acuerdo de "paz" con las FARC, el cartel de la cocaína más grande del mundo, con la presencia aprobatoria del representante de Obama, John Kerry; Raúl Castro, Presidente de Cuba; y Ban ki Moon, Secretario General de las Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Toda la alharaca de los medios informativos no puede ocultar el hecho simple y sencillo de que el objetivo principal que se busca con este acuerdo es avanzar el plan del imperio británico para legalizar las drogas en Colombia y en el mundo entero. Bajo el acuerdo de "paz", habrá una "revisión" general de la política antinarcóticos para abrir la puerta a la legalización completa. Ya desde mediados del 2015, el gobierno de Juan Manuel Santos —quien es un protegido del ex primer ministro británico Tony Blair, desde hace mucho tiempo— dejó de fumigar con herbicida los sembradíos de coca. En diciembre de 2015, emitió un decreto para legalizar el consumo de la dizque "marihuana medicinal", bajo el pretexto de que en Estados Unidos se ha hecho lo mismo bajo el gobierno de Obama. Como resultado, la producción de coca colombiana se ha duplicado desde el año 2013, y aumentó en un 39% tan solo en el 2015. La mayor parte del aumento ha ocurrido en el sudoeste de Colombia, bajo el control de las FARC. Colombia es ahora por lejos, la principal fuente de cocaína en el mundo, y produce más cocaína que Perú y Bolivia juntos.

En una entrevista muy destacada la noche del lunes 26 con la televisión internacional iraní, Press-TV, el director para asuntos iberoamericanos de EIR, Dennis Small, señaló que "el Ministro de Salud del gobierno de Santos en Colombia ha anunciado abiertamente que aprovecharán la apertura existente ahora para exportar marihuana internacionalmente y para convertir a Colombia en un exportador de marihuana, así como Chile exporta vino".

"Lo que tenemos aquí realmente es una operación muy elaborada en la que participa el gobierno de Obama en Estados Unidos, el gobierno británico, y definitivamente Santos, quien es muy cercano a Tony Blair del Reino Unido, y cuyo resultado no se pretende que sea la paz, sino la legalización de las drogas...

"Estamos hablando de un negocio de un billón [un millón de millones] de dólares al año, y lo que ha abierto la puerta a la legalización ha sido lo que ha hecho el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, legalizando las drogas en este país, y eso solo ha llevado a un aumento en el consumo y en la producción, y a la devastación de la juventud en mi país.

"Obama, se deben conocer los hechos, está a favor de las drogas, y él es también un defensor del terrorismo a nivel internacional, como se puede ver en la lucha que está dando ahora mismo en el Congreso de Estados Unidos para impedir la aprobación de la ley JASTA, con la cual se podría hacer responsable a Arabia Saudita por lo que sucedió el 11-S, y Obama ha vetado esa ley. Así que yo pienso que las líneas de batalla están realmente muy claras, si se le ve desde esta perspectiva internacional".