Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

LaRouche: para sobrevivir, necesitamos una revolución en la idea de ciencia

1 de octubre de 2016
PIXCAP: Fotografía coloreada de Albert Einstein por http://www.colorized-history.com/

1 de octubre de 2016 — En una discusión con el Comité Político y el equipo de investigación científica de LaRouchePAC, y otros, Lyndon LaRouche declaró que si no desarrollamos las mentes de los seres humanos en nuevos modos, mediante la realización de nuevos descubrimientos de principios científicos, no vamos a sobrevivir. El poder de crear nuevas clases de ciencia es lo fundamental para la humanidad, y esto es muy poco conocido, como resultado de siglos de degeneración cultural, donde todo se ha enfocado, a lo sumo en artilugios y habilidades. Ha habido una sostenida degeneración inducida de la mente humana, en donde nunca se han considerado cosas nuevas. Tenemos que revivir la ciencia, y la exploración del espacio es fundamental. Esta es la cuestión inmediata más importante, sobre todas las demás. La humanidad se ha atontado con su cultura, y ahora ha llegado el momento en que tenemos que abordar la ciencia real. Sin eso, no la podemos hacer.

Tenemos la capacidad para cambiar las reglas de la existencia planetaria y por lo tanto se necesita una campaña más a fondo. Tenemos que revivir el principio de Einstein. Esto es lo que necesita la humanidad. ¡Hacer lo imposible! La obra más avanzada de Einstein, que pocos entienden, fue sobre cómo la humanidad puede desarrollar a la humanidad, adoptando las reglas correctas. Ahora nos tenemos que salir debajo de lo que el pasado nos ha hecho a todos.

Tenemos que revolucionar la idea de ciencia porque eso es lo que han perdido Estados Unidos y Europa. Algunas partes del mundo, como China, han estado estudiando cosas de un orden superior. China, por ejemplo, está desarrollando el proyecto de la parte oculta de la Luna y eso es muy importante. Este aspecto del trabajo científico chino es lo mejor, para transmitir a la gente el espíritu de este cambio urgentemente necesario en el método de pensar. La Luna tiene todavía aspectos que en gran medida desconocemos. China está explorando esas incógnitas y esta es la mentalidad que tiene que ser el foco de nuestro esfuerzo par revivir la ciencia verdadera. Tenemos que mover la población hacia nuevas áreas que les den el poder para pensar otra vez.

Por supuesto, nos tenemos que ocupar de cuestiones decisivas como el peligro de una guerra termonuclear, el derrumbe del Deutche Bank y el derrumbe inminente de todo el sistema financiero global a menos de que se implemente ya la ley Glass-Steagall, pero a menos que se fije la atención en esta cuestión más profunda de alterar la disminuida creatividad de la humanidad, e invocar una nueva visión científica, no hay futuro.