Presidente de Israel les echa en cara la colaboración con los nazis al Parlamento de Ucrania

1 de octubre de 2016

1 de octubre de 2016 — El Presidente de Israel, Reuven Rivlin, dio un impactante y valiente discurso ante una sesión especial del Parlamento de Ucrania, en donde se refirió directamente a la colaboración con los nazis de la OUN (Organización de Nacionalistas Ucranianos, cuyo acrónimo en ucraniano significa "Fuerza") durante la Segunda Guerra Mundial, y destacó la amenaza que significa el neonazismo hoy en Ucrania. Rivlin fue invitado a conmemorar el aniversario de la masacre de Babi Yar, que ocurrió el 29 y 30 de septiembre de 1941, donde fueron asesinados más de 33,000 judíos.

"Alrededor de 1.5 millones de judíos fueron asesinados en el territorio de la Ucrania contemporánea durante la Segunda Guerra Mundial", dijo Rivlin. "Muchos ucranianos fueron cómplices de este crimen. Entre los que se destacaron fueron los combatientes de la OUN, que torturaron judíos, los mataron, y en muchos casos, los entregaron a los alemanes", dijo Rivlin según informó la agencia noticiosa rusa Sputnik.

El discurso ha causado muchas reacciones violentas de los elementos neonazis de Ucrania, a quienes respaldo el gobierno de Obama para derrocar al gobierno legítimamente electo de Viktor Yanukóvych, y luego los colocaron en posiciones de poder. Bogdan Chervak, actual jefe de la OUN, dijo que el discurso de Rivlin, "se puede interpretar sin ambigüedad como un escupitajo en el alma de los ucranianos".

El hecho es que Rivlin tuvo el valor de tocar un nervio sensitivo en el gobierno de Kiev que fue instalado mediante un golpe de Estado, en donde recientemente se bautizó una calle en honor del jefe de los nazis de Ucrania que colaboraron con los nazis de Hitler, Stepan Bandera.

El diario Times of Israel publicó extractos del discurso de Rivlin: "No debemos de jugar un papel en el pecado de olvidar o de negar", dijo Rivlin. "Los líderes nacionales que apoyan ideas de antisemitismo, de racismo o de neonazismo, no serán bienvenidos como amigos de la familia de naciones...

"El valle [Babi Yar] vio dos pecados horrendos. El primer pecado, fue el pecado de asesinato y destrucción. El segundo pecado fue el pecado de encubrimiento y destrucción de la memoria... El segundo pecado no fue menos sistemático ni implacable que el primero; fue tan extenso como la masacre misma".

Asimismo, Rivlin dijo que Israel espera que en el futuro puedan haber buenas relaciones con Ucrania pero, no se puede olvidar el pasado.