Belicistas del gobierno de Obama presionan para que se lancen acciones militares contra el gobierno sirio; preludio para la guerra contra Rusia

6 de octubre de 2016

6 de octubre de 2016 — El columnista del Washington Post Josh Rogin, quien pareciera ser ahora el receptor preferido de las filtraciones del partido bélico en el gobierno de Obama, informó el 4 de octubre que hay pláticas en la comunidad de seguridad nacional para analizar la siguiente maniobra de Estados Unidos, ahora que el gobierno suspendió (el 3 de octubre) sus compromisos con Rusia sobre cómo acabar con la guerra en Siria. Las filtraciones de Rogin tienden a fomentar la acción militar.

El miércoles 5 se realizaría una reunión del Comité de los Principales, de funcionarios a nivel de gabinete y la Casa Blanca. A más tardar para el fin de semana se espera una reunión del Consejo de Seguridad Nacional.

Según Rogin, hay muchas presiones provenientes del Pentágono encabezadas por el subjefe del Estado Mayor Conjunto, general Paul Selva, y de la CIA, para emprender algún tipo de acción militar contra las fuerzas del gobierno de Siria.

“Cada vez es mayor el sentimiento de apoyo a acciones cinéticas en contra del régimen”, dijo un alto funcionario del gobierno. “La CIA y el Estado Mayor han dicho que la caída de Aleppo [a manos del gobierno soberano de Siria] socavaría los objetivos de contraterrorismo de Estados Unidos en Siria”.

Rogin le da un giro fantasioso a su informe de la filtración, pues afirma que Obama es el que el único que se opone a dicha acción militar. Todo esto es una insensatez, aunque indica el grado de desintegración de la toma de decisiones y de la moralidad en las instituciones de gobierno bajo la Presidencia de Obama.

Rogin también alega que los riesgos inherentes a cualquier acción militar de Estados Unidos en Siria son puramente hipotéticos. A diferencia de muchos otros observadores de este juego, Rogin no informa sobre el comentario del jefe del Estado Mayor Conjunto, general Joseph Dunford, quien, al responder una pregunta en la audiencia del 22 de septiembre en la Comisión de Servicios Armados del Senado, sobre el establecimiento de una zona restringida de vuelos sobre Siria, respondió: “En este momento, senador, para que nosotros pudiéramos controlar todo el espacio aéreo en Siria se requeriría que nos fuéramos a la guerra en contra de Siria y Rusia. Esa es una decisión bastante fundamental que ciertamente yo no voy a tomar”.