EU y el Reino Unido bloquean en la ONU una condena al ataque a la embajada rusa en Damasco

6 de octubre de 2016

6 de octubre de 2016 — Sistemáticamente, el gobierno de Obama viene actuando en contra de Rusia de una manera peor que durante la Guerra Fría en contra de la Unión Soviética. El último ejemplo ocurrió esta semana, cuando Estados Unidos bloqueó prácticamente la declaración del Consejo de Seguridad de la ONU introducida por Rusia para condenar el ataque con mortero del 3 de octubre en contra de la embajada rusa en Damasco.

"Fue en realidad bloqueada por la delegación de Estados Unidos, que trató de introducir elementos externos a un texto reglamentario. Los británicos y los ucranianos torpemente le ayudaron a los estadounidenses" dice la declaración de la misión rusa en la ONU, y agrega que el comportamiento de los tres países "atestigua su flagrante desprecio por la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas" en donde se exige protección al personal e instalaciones consulares y diplomáticas, informa TASS. La misión rusa dijo que "cuando se han cometido este tipo de crímenes antes, incluso en contra de misiones diplomáticas de países occidentales, Rusia siempre ha apoyado incondicionalmente sus condenas en el Consejo de Seguridad. Tenemos que afirmar que los principios morales de algunos de nuestros colegas en el Consejo de Seguridad se están tambaleando seriamente" dice.

Después de los increíbles alegatos del Departamento de Estado de EU de que agentes de inteligencia rusa le habían dado drogas "del seductor" (así llamadas porque se usan para violar en las citas) a diplomáticos estadounidenses hace más de un año, el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia Sergey Ryabkov dió a conocer una declaración de protesta por el hecho de que los servicios de seguridad estadounidenses han amenazado a los diplomáticos rusos y sus familias.

Teniendo estos antecedentes de "quejas infundadas repetidas constantemente del Departamento de Estado, la situación en torno a los diplomáticos rusos en EU, en verdad se vuelve cada vez más complicada", dijo Ryabkov. "En los últimos dos años y medio, se han vuelto cada vez más frecuentes los intentos por reclutar a nuestro personal y los servicios de seguridad estadounidenses se han rebajado a los métodos más desagradables de presión, hasta amenazar la salud de familiares. Se obstruye el funcionamiento normal de nuestras misiones diplomáticas mediante la introducción de dificultades artificiales en los contactos oficiales, y otras restricciones exagerada y disparatadas" dijo.

"Recientemente Washington tomó la medida de endurecer el régimen de viajes de funcionarios rusos dentro de Estados Unidos. Ahora la abrumadora mayoría de nuestros representantes tienen que informarle con antelación al Departamento de Estado sobre su itinerario, sin lo cuál es imposible ir a ninguna parte", explicó. "Esto está en desacuerdo con las normas coordinadas conjuntamente que han estado en vigor por casi un cuarto de siglo. Esto dará como resultado un empeoramiento de las condiciones para el desarrollo de lazos y perjudicará las posibilidades de cooperación bilateral" dijo Ryabkov. "Desafortunadamente, esto es lo que el gobierno de Barack Obama está haciendo deliberadamente junto con el acompañamiento de propaganda desenfrenada contra Rusia, especialmente después de que se aprobó la odiosa 'Ley Magnitsky' de sanciones en el 2012" dijo. "Sin embargo, los funcionarios de Washington no dejan de echarle la culpa a otro".

"El Departamento de Estado de EU ha puesto de nuevo un disco rayado [es decir, una grabación que se "salta" como los discos rayados de vinilo, repitiendo un solo pasaje—NDR] sobre supuesto 'hostigamiento' en nuestro país a diplomáticos estadounidenses, probablemente en venganza por la posición con base en principios de Rusia a favor del reestablecimiento lo antes posible de la paz en Siria, que está siendo destrozada por grupos terroristas patrocinados desde el exterior" dijo Ryabkov. "Como hemos dicho muchas veces antes, dichos alegatos no tienen nada que ver con la realidad de las cosas, y, de hecho, no son más que un intento por distraer la atención de las propias aventuras oscuras de Washington, entre ellas en relación a ciudadanos rusos. Nos referimos por ejemplo, a la práctica actual de los servicios de seguridad estadounidenses de de raptar a nacionales rusos alrededor del mundo y los casos flagrantes de encubrimiento de asesinatos de niños rusos adoptados".

El diplomático ruso expresó su indignación ante los "alegatos exhumados" de un intento de envenenamiento de dos miembros de una delegación estadounidense durante su estancia en San Petersburgo hace dos años para asistir una conferencia internacional. "En ese entonces, luego de responder inmediatamente a la información correspondiente de la embajada de EU, les pedimos que especificaran sus reclamos pero nunca recibimos nada, ni siquiera los nombres de las 'víctimas' ", dijo. "Las investigaciones del lado ruso pusieron al descubierto que ninguno de los estadounidenses habían solicitado ayuda de las instalaciones médicas en San Petersburgo. Y si tomaron una copa de más en el bar del hotel, es su problema".