El ridículo montaje antirruso y a favor del terrorismo que se dio durante el debate presidencial de EU es una amenaza al planeta

12 de octubre de 2016

12 de octubre de 2016 — La pregunta a Hillary Clinton de Martha Raddatz (del noticiero de la cadena ABC) sobre una zona restringida de vuelos sobre Siria en el debate presidencial del domingo en la noche, ejemplifica cómo los principales medios de comunicación de Estados Unidos se han convertido en “una amenaza al futuro del planeta”, señaló el verdadero periodista estadounidense, Robert Parry, este 11 de octubre en Consortium News.

Raddatz preguntó: “Hace solo unos días, el Departamento de Estado hizo un llamado a que investigaran los crímenes de guerra del régimen sirio de Bashar al-Assad y su aliado Rusia, por sus bombardeos en Aleppo... Si usted fuera Presidente, ¿qué haría sobre Siria y la crisis humanitaria en Siria? ¿No es esto algo muy parecido al Holocausto cuando Estados Unidos se esperó demasiado tiempo antes de ayudar?”

Parry se pregunta: “¿Y qué pasaría si Raddatz le hubiera hecho a Hillary la siguiente pregunta más honesta?:

“La situación en Aleppo presenta una situación desgarradora y preocupante. Los combatientes de Al-Qaeda y sus aliados rebeldes, entre ellos algunos que fueron armados por Estados Unidos, están atrincherados en algunas de las vecindades del este de Aleppo. Han estado disparando cohetes en contra de las secciones en el centro y oeste de Aleppo y han matado civiles que buscaban salirse de Aleppo usando los corredores humanitarios.

“Parece que estos terroristas y sus aliados rebeldes moderados están usando las decenas de miles de civiles que todavía quedan en el este de Aleppo como escudos humanos con el fin de crear simpatía entre los públicos occidentales cuando el gobierno sirio buscando desterrar a los terroristas y otros insurgentes de estas vecindades lanza ataques aéreos en donde han muerto tanto combatientes armados como civiles. En dichas circunstancias, ¿cuál debería ser el papel de EU? y ¿no fue un error terrible haber proporcionado a estos combatientes con cohetes sofisticados y otro tipo de armamento, dado que estas armas le han ayudado a Al-Qaeda a apoderarse y tomar control de territorios?”.

Si Hillary hubiera hecho un llamado al establecimiento de zonas restringidas de vuelo como respuesta a esta pregunta, continua Parry, la pregunta complementaria obvia habría sido:

“¿No constituiría dicha intervención militar una guerra agresiva en contra de Siria en violación a la Carta de las Naciones Unidas y los principios de Nuremberg?

“Y dicha estrategia, ¿no arriesgaría inclinar la balanza militar dentro de Siria a favor de Al-Qaeda y sus aliados yihadistas, posiblemente hasta de su subgrupo terrorista, el Estado Islámico? Y ¿Qué haría entonces Estados Unidos, si destruyera la fuerza aérea de Siria y esto llevara a que la bandera negra del terrorismo yihadista flotara sobre Damasco, así como también sobre todo Aleppo? ¿enviaría el gobierno 45 de Clinton tropas estadounidenses para detener la posible masacre de cristianos, alawitas, chiítas, sunitas seculares y otros herejes?”

“¿Su zona restringida de vuelos incluiría el derribo de aeronaves rusas que están volando en Siria a invitación del gobierno de Siria? ¿Pudiera provocar dicho enfrentamiento una escalada de las superpotencias, posiblemente hasta provocar una guerra nuclear?”.