Cumbre del BRICS propone un Orden Internacional Multipolar, poner fin a la guerra en Siria, e industrializar a las naciones en desarrollo

17 de octubre de 2016

17 de octubre de 2016 — El comunicado final de la Octava Cumbre del BRICS en Goa, India, llamado Declaración de Goa, señala que la agrupación es "una voz influyente en la escena internacional, que le proporciona beneficios directos a sus pueblos", mediante nuevas instituciones financieras y otras como es el Nuevo Banco de Desarrollo (NBD), y los Acuerdos de Reservas de Contingencia (ARC), "que contribuyen enormemente a la economía mundial y al fortalecimiento de la arquitectura financiera internacional".

Los BRICS están comprometidos, afirma la Declaración de Goa, a mantener un "enfoque integral, concertado y decidido" para hacerle frente a los desafíos que representan las amenazas a la seguridad global y la recesión económica, para generar la "transición hacia un orden internacional multipolar". La declaración final expresa el compromiso del BRICS "con el derecho internacional y el papel central de las Naciones Unidas como la organización multilateral universal encargada del mandato de velar por el mantenimiento de la paz y la seguridad internacional, el avance del desarrollo mundial y el fomento y protección de los derechos humanos".

Al abordar las preocupaciones sobre la seguridad global, la Declaración de Goa destaca que el desarrollo y la seguridad "están estrechamente entrelazados, se refuerzan mutuamente y son fundamentales para lograr una paz perdurable". Rechazan el intervencionismo en los asuntos internos de otros países, y exhortan a la "cooperación que excluya la imposición de medidas coercitivas que no estén basadas en el derecho internacional... Condenamos las intervenciones militares unilaterales y las sanciones económicas que violan el derecho internacional".

En los casos específicos de Siria y el Norte de África, la Declaración establece que estos temas son causa de una profunda preocupación, que requieren soluciones "de acuerdo con el derecho internacional" y en conformidad con los principios de "independencia, integridad territorial y soberanía de los países de la región... Exhortamos a todas las partes involucradas a trabajar para resolver el conflicto de una manera integral y pacífica, tomando en consideración las aspiraciones legítimas del pueblo de Siria, mediante un diálogo nacional incluyente y un proceso político dirigido por los sirios".

Las naciones del BRICS condenaron el terrorismo internacional "en todas sus formas" y acordaron fortalecer la cooperación para combatirlo. El Estado Islámico, Daesh y sus afiliados son "una amenaza global y sin precedentes a la paz y la seguridad internacional... Le hacemos un llamado a todas las naciones para que adopten un enfoque integral en el combate al terrorismo".

Las naciones del BRICS destacaron que la recuperación global está "avanzando" pero todavía existen desafíos. Es más, los "conflictos geopolíticos... se han agregado a la incertidumbre de la economía global". La Declaración afirma que aunque la política monetaria continúa apoyando la actividad económica,"la política monetaria por sí sola... no puede llevar a un crecimiento equilibrado y sustentable". La innovación es fundamental: "Destacamos la importancia de la industrialización y las medidas que promuevan el desarrollo industrial por ser el pilar clave de una transformación estructural". En este contexto, los BRICS acordaron consultar y coordinarse en la implementación de la agenda del G20, delineada en la cumbre del G20 en junio en Hangzhou, China, "para fortalecer la cooperación macroeconómica... así como también un comercio e inversiones vigorosas y sustentables para impulsar el crecimiento global... mejorar el papel de los países en desarrollo y fortalecer la arquitectura financiera internacional".

La Declaración de Goa especifica que la energía nuclear tendrá "un papel significativo en algunos de los países del BRICS para cumplir con sus compromisos en el Acuerdo sobre Cambio Climático de Paris 2015" y señala la importancia de la "predecibilidad en el acceso a la tecnología y las finanzas para la expansión de las capacidades civiles de la energía nuclear que podrían contribuir al desarrollo sustentable de los países del BRICS" (énfasis agregado).