Si China puede erradicar la pobreza, ¿cuál es el problema con Estados Unidos?

18 de octubre de 2016

18 de octubre de 2016 — El 17 de octubre, día designado desde 2014 como el "Día para erradicar la pobreza", el gobierno chino publicó un documento oficial titulado "El avance de China en la reducción de la pobreza y los derechos humanos". La agencia noticiosa Xinhua lo publicó completo en inglés, y es de lectura obligada. La estrategia china tiene como premisa el principio de que el propósito de un gobierno debe ser "esforzarse por el bienestar y la prosperidad común para todos", y de que solo erradicando la pobreza, puede un país garantizar "el derecho a la vida de las personas pobres".

La manera en que esto se aborda en el documento es lo que planteó China en la cumbre del G20 en septiembre: "El desarrollo es el enfoque fundamental para erradicar la pobreza". El trabajo documenta cómo ha logrado este enfoque resultados que muy justamente afirma que "van a figurar de manera prominente en la historia de la lucha de la humanidad contra la pobreza".

"Durante los últimos 30 años o más, desde el inicio de esta reforma... han salido de la pobreza más de 700 millones de chinos... El Informe 2015 de las Metas del Desarrollo del Milenio de la Organización de Naciones Unidas (ONU) muestra que la proporción de personas que viven en extrema pobreza en China se redujo a la mitad, de un 61% en 1990 a menos de 30% en el 2002, y a 4.2% en el 2014. El número de ciudadanos que China ha sacado de la pobreza representa el 70% del total mundial".

Pero alcanzar la meta que el gobierno se ha impuesto de sacar a todos los chinos de la pobreza para el 2020, "será una nuez dura de romper", señala el informe. China tiene todavía 55.75 millones de personas, "el equivalente a toda la población de un país mediano", que todavía vive en pobreza extrema, y muchas familias que luchan para mantenerse fuera de la pobreza. Por lo tanto:

"Para el 2020, el compromiso del Estado es que la población rural pobre tenga acceso seguro a una alimentación adecuada y al vestido, a educación obligatoria, a servicios médicos básicos y vivienda; lograr un aumento de la tasa de crecimiento per cápita del ingreso disponible en las zonas rurales pobres, superior al promedio nacional; alcanzar índices de los principales servicios públicos básicos cercanos al promedio de los niveles nacionales; asegurar que la población rural que vive por debajo de los niveles de pobreza actuales y que todos los municipios pobres sean liberados de esa pobreza; y resolver los problemas de la pobreza regional".

En todos los frentes las estadísticas son impresionantes. Educación: solo en los últimos 3 años, se han construido viviendas para 300,000 maestros y se han proporcionado subsidios a más de un millón de maestros en las zonas rurales más remotas. Los programas para niños en preescolar han aumentado en un 30%, gracias a un programa de construcción de escuelas de preescolar. La tasa de crecimiento anual de inscripción en la universidad por parte de estudiantes de zonas rurales pobres se mantuvo por encima del 10%.

En la infraestructura básica: se han construido, desde el 2011, 330,000 kilómetros de vías rurales; se han reparado más de 7,700 embalses y canales en peligro, se han construido o reforzado más de 3,900 kilómetros de terraplenes en ríos; se han mejorado 14,500 kilómetros más de ríos pequeños y medianos. Se le ha garantizado agua potable a 115 millones de personas que viven en zonas rurales; y mucho más.

Comparemos la estrategia de China para "aliviar la pobreza por medio de la seguridad médica" con el final de los servicios de salud del programa de Obama:

"Se implementó completamente un seguro sobre enfermedades graves para los residentes urbanos y rurales, que cubre a más de mil millones de personas con un porcentaje de reembolso de no menos del 50%. Se creó un sistema de ayuda de emergencia para ayudar a las personas que sufren enfermedades graves, y el cuidado de salud universal se ha perfeccionado para cubrir las enfermedades más graves, reduciendo de modo significativo los costos médicos para los residentes rurales. Desde el 2012, el gobierno central ha asignado 79,400 millones de RMB para respaldar la construcción de infraestructura en 110,000 unidades de servicio de salud en zonas aquejadas por la pobreza. Se han implementado programas para dar enseñanza médica gratuita a estudiantes del campo que van a regresar a dar sus servicios en esas zonas, para enviar médicos generales a las clínicas en esas zonas del campo, para poner en contacto a hospitales de las zonas urbanas con hospitales en las zonas rurales y que tengan ayuda médica disponible, y para organizar a los hospitales estatales a que ayuden y apoyen a los hospitales de los municipios en las zonas golpeadas por la pobreza". [Puede leer la versión en inglés del informe en http://news.xinhuanet.com/english/china/2016-10/17/c_135760210.htm ]